Que de Series Peliculas Raid: Redemption (2012) reseña de la película

Raid: Redemption (2012) reseña de la película

Los papeles comerciales son correctos. Estoy consternado. No tengo ningĂșn prejuicio contra la violencia cuando la encuentro en una pelĂ­cula bien hecha. Pero esta pelĂ­cula es casi brutalmente cĂ­nica en su enfoque. El director galĂ©s Gareth Evans sabe que hay un pĂșblico fanĂĄtico de su fĂłrmula, en la que los efectos especiales amplifican el caos en una carnicerĂ­a loca.

Obviamente, hay una audiencia para la pelĂ­cula, probablemente una gran audiencia. EstĂĄn contentos, si no impacientes, de sentarse en un teatro y ver una figura de acciĂłn tras otra pelear y matarse a golpes. No requieren diĂĄlogo, trama, personaje, humanidad. ÂżHas notado cĂłmo los gatos y los perros ven una pantalla de televisiĂłn con cosas saltando? Es en este nivel del complejo reptil del cerebro donde atrae la pelĂ­cula.

«The Raid: Redemption» es esencialmente un videojuego visualizado que le ahorra al pĂșblico la molestia de jugarlo. Hay dos equipos, el equipo SWAT de la policĂ­a y los gĂĄnsteres. Los gĂĄnsteres tienen su sede en el Ășltimo piso de un edificio de 15 pisos, donde pueden espiar cada habitaciĂłn y pasillo usando CCTV. El equipo SWAT entra abajo. Su misiĂłn: luchar para llegar a la cima, piso por piso.

La mayoría de los residentes del edificio viven sin alquiler y son devotos del ganglord. Los niños pequeños son «observadores» que hacen sonar las alarmas. La mayoría de los combatientes de ambos bandos estån armados con armas automåticas, espadas, machetes, garrotes y cuchillos, pero prefieren el combate cuerpo a cuerpo. Un luchador explica: «¿Apretar un gatillo? Es como pedir comida para llevar».

La pelĂ­cula comienza presentando al policĂ­a novato Rama (Iko Uwais), quien recita sus oraciones matutinas en una estera de oraciĂłn, se somete a un entrenamiento fĂ­sico agotador y luego besa tiernamente a su esposa embarazada en despedida. SerĂĄ nuestro avatar. La camioneta que transportaba a su equipo se detiene frente al edificio y se encuentra con un hombre de cabello gris con un chaleco antibalas sobre una reluciente camiseta deportiva. Fue el teniente quien organizĂł la redada. Usar ropa que te haga destacar del resto es un movimiento imprudente, pero ÂżquĂ© tan brillante es Tama (Ray Sahetapy), el señor del crimen que se atrinchera en el Ășltimo piso? La estrategia elemental sugiere que puede estar acorralado allĂ­. Me recuerda a mi amada filmaciĂłn, The Climbing Killer.

Deja un comentario