Rese√Īa cinematogr√°fica Anger Management (2003)

Y, sin embargo, tal vez realmente hubiera algo aqu√≠. Cuando escuch√© la premisa, comenc√© a sonre√≠r. Sandler interpreta a un chico de buenos modales llamado Dave Buznik, que acaba de obtener un ascenso en el trabajo y est√° enamorado de su prometida, Linda (Marisa Tomei). Despu√©s de una serie de extra√Īos malentendidos durante un viaje en avi√≥n, se le diagnostica err√≥neamente como una persona llena de ira y se le asigna a terapia con el famoso especialista en ira, el Dr. Buddy Rydell (Nicholson).

Las escenas iniciales de Nicholson son las mejores, ya que aporta un inter√©s intr√≠nseco a cada personaje que interpreta, y a√ļn no sabemos qu√© tan mala es la pel√≠cula. Lleva una barba que lo hace parecer un cruce entre Stanley Kubrick y Lenin, y trabaja sus cejas y su sonrisa sard√≥nica con el celo de un hombre al que se les neg√≥ durante el rodaje de ¬ęAbout Schmidt¬Ľ. Presenta a Dave a un grupo de terapia que comprende el estreno de las muchas estrellas invitadas de la pel√≠cula, Luis Guzm√°n y John Turturro. Ambos est√°n claramente locos, al igual que el Dr. Rydell, ya que Dave se encuentra atrapado en una creciente espiral de problemas, que culmina en una pelea en un bar y una comparecencia ante el tribunal donde explica: ¬ęFui atacado por alguien¬Ľ. hombre. El ciego es interpretado por Harry Dean Stanton. Woody Harrelson (como drag queen), John C. Reilly (como monje budista que asegura el matrimonio), Heather Graham, el ex alcalde de la ciudad de Nueva York Rudolph Giuliani y (ho, ho) villano Bobby Knight tambi√©n se exhibe en la pel√≠cula. El uso de caminatas de celebridades en una pel√≠cula es a menudo un signo de desesperaci√≥n, pero rara vez uno toma el control de la pel√≠cula y la lleva a la ruina total, como lo hace el papel de Giuliani. Las escenas finales en el Yankee Stadium, con el h√©roe proponiendo matrimonio a su hija por el altavoz, pasaron al reino del clich√© exhausto antes de que naciera Sandler. La mayor√≠a de las buenas comedias tienen una verdad subyacente. La genialidad de ¬ęPunch Drunk Love¬Ľ fue que identificaba y lidi√≥ con la rabia enterrada que en realidad parece existir en la mayor√≠a de los personajes de Sandler. La falacia de ¬ęManejo de la ira¬Ľ se basa en la premisa de que Dave Buznik no est√° lo suficientemente enojado, que ha Necesito actuar m√°s y afirmarse. Esto explica la ¬ęsorpresa¬Ľ de la trama, que se convertir√° en una vieja noticia para la mayor√≠a de los p√ļblicos.

Dije que Nicholson aporta un interés intrínseco a sus personajes. Este no es el caso de Sandler. Su personaje suele ser una pizarra en blanco, a la espera de ser escrita por la película. Si bien Nicholson tiene infinitas variaciones y notas, Sandler es, en general, más o menos igual. Se dice que la diferencia entre los actores de personajes y las estrellas es que la estrella debe proporcionar los mismos elementos en cada película, mientras que se supone que el actor de personajes cambia y sorprende.

Nicholson, quien ha sido un actor estrella desde que sonri√≥ triunfalmente desde la parte trasera de la moto en ¬ęEasy Rider¬Ľ, fue parte de una revoluci√≥n que arras√≥ con las estrellas de la vieja modelo y las reemplaz√≥ con personajes -estrellas como Dustin Hoffman , Robert De Niro y, m√°s recientemente, Nicolas Cage, William H. Macy y Steve Buscemi.

Sandler estuvo maravilloso en ¬ęPunch Drunk Love¬Ľ porque, por una vez, estaba en una pel√≠cula inteligente que inclu√≠a a su personaje en pantalla. Paul Thomas Anderson, quien escribi√≥ y dirigi√≥ esta pel√≠cula, estudi√≥ a Sandler, apreci√≥ su calidad y escribi√≥ una historia para √©l. La mayor√≠a de las otras pel√≠culas de Sandler han sido controladas por el propio Sandler (esta vez es un productor ejecutivo) y repiten el personaje, pero no parecen estar dispuestos a verlo con mucha claridad. Esto es especialmente cierto en los finales rom√°nticos enfermizos, en los que vemos lo buen chico que es, despu√©s de todo.

Que hay mercado para ello, no lo niego. Pero imagina, imagina una película en la que Dave Buznik realmente explotara de rabia y el Dr. Buddy Rydell fuera realmente un terapeuta de la ira. Esta película está programada para ser rehecha de inmediato, esta vez con Jack Nicholson como productor ejecutivo y Adam Sandler como el arma.

Deja un comentario