Rese√Īa cinematogr√°fica Lawrence de Arabia (1962)

Me he dado cuenta de que cuando la gente recuerda ¬ęLawrence de Arabia¬Ľ no habla de los detalles de la trama. Tienen cierta mirada en sus ojos, como si recordaran toda la experiencia y nunca hubieran sido capaces de expresarla con palabras. Si bien esta parece ser una pel√≠cula narrativa tradicional, como ¬ęEl puente sobre el r√≠o Kwai¬Ľ, que Lean hizo justo antes, o ¬ęDoctor Zhivago¬Ľ, que hizo justo despu√©s, en realidad tiene m√°s en com√ļn con estas. √Čpicas visuales como ¬ę2001: Una odisea del espacio¬Ľ de Kubrick o ¬ęAlexander Nevsky¬Ľ de Eisenstein. Es un espect√°culo y una experiencia, y sus ideas son sobre cosas que puedes ver o sentir, no cosas que puedes decir. Gran parte de su atractivo se basa en el hecho de que no contiene una historia compleja con mucho di√°logo; recordamos los pasajes tranquilos y vac√≠os, el sol saliendo sobre el desierto, las intrincadas l√≠neas trazadas por el viento en la arena.

Aunque gan√≥ el Oscar a la Mejor Pel√≠cula del A√Īo en 1962, ‚ÄúLawrence of Arabia‚ÄĚ podr√≠a haberse perdido sin los conservadores de cine Robert A. Harris y Jim Painten. Descubrieron el negativo original en las b√≥vedas de Columbia, dentro de latas de pel√≠cula aplastadas y oxidadas, junto con aproximadamente 35 minutos de metraje cortado por los distribuidores del corte final de Lean. Lo volvieron a armar, a veces una imagen desmoronada a la vez (Harris me envi√≥ una de las latas rotas como demostraci√≥n de la imprudencia de Hollywood con su herencia).

Verlo en una sala de cine es apreciar la sutileza de la cinematograf√≠a des√©rtica de FA (Freddie) Young, hecha a pesar del calor cegador y la arena que sopla, que lleg√≥ a todas las c√°maras. ¬ęLawrence de Arabia¬Ľ fue una de las √ļltimas pel√≠culas que se fotografi√≥ a 70 mm (en lugar de ampliarse a 70 desde un negativo de 35 mm). Entre cineastas como Lean (y Kubrick, Coppola, Tarkovski, Kurosawa y Stone) hab√≠a una sed de cruzar fronteras, de atreverse a una gran idea y de tener la osad√≠a de imponerla a t√≠midos directores de estudio. La palabra ¬ę√©pica¬Ľ en los √ļltimos a√Īos se ha convertido en sin√≥nimo de ¬ęfoto B de gran presupuesto¬Ľ. Lo que te das cuenta al ver ¬ęLawrence de Arabia¬Ľ es que la palabra ¬ę√©pica¬Ľ no se refiere al costo o la producci√≥n elaborada, sino al tama√Īo de las ideas y la visi√≥n. ¬ęAguirre, Wrath of God¬Ľ de Werner Herzog no cost√≥ tanto como la restauraci√≥n de ¬ęPearl Harbor¬Ľ, pero es una epopeya, y ¬ęPearl Harbor¬Ľ no lo es.

Deja un comentario