Rese√Īa cinematogr√°fica The Evening Sun (2010)

Mientras Paul (Walton Goggins), el hijo de Abner, ocupado con un caso judicial, emite comandos ineficaces en su tel√©fono celular, Abner establece un puesto de avanzada en la caba√Īa del aparcero y mantiene un ojo hostil en la casa. La hija de Lonzo, de 16 a√Īos, Pamela (Mia Wasikowska) viene a visitarlo, es instintivamente amable y de alguna manera ignora la hostilidad de Abner. Cuando ella le conf√≠a que su padre odia a los perros que ladran, Abner adopta uno de los perros que ladran m√°s ruidosamente de Thurl y lo lleva a la caba√Īa.

Choat est√° discapacitado, no puede pagar la casa, no puede trabajar en la granja y, por lo general, tiene una cerveza en la mano. Si el interior de la granja parece c√°lido y acogedor, es gracias a los esfuerzos de dos mujeres: la esposa de Choat, Ludie (Carrie Preston), y la esposa fallecida de Abner, Ellen (Dixie Carter). A√ļn m√°s conmovedor es el hecho de que la esposa de Holbrook, Carter, falleci√≥.

Ellen ha reparado la casa, Ludie la mantiene y los dos hombres se rega√Īan en el patio. Abner felizmente llama a Choat un campesino blanquecino, lo que parece cierto cuando lo vemos azotando borracho a su esposa e hija con una manguera de jard√≠n. Abner termina esto con algunos disparos de pistola. Pero esta situaci√≥n no es tan simple como saber qui√©n tiene el arma.

Empezamos a sentir que Choat est√° actuando mal, pero que est√° asustado e inseguro por dentro. A trav√©s de flashbacks y otros medios, aprendemos que Abner no siempre fue un gran esposo y padre. Debido a que ambos hombres tienen defectos, la historia adquiere un inter√©s y una complejidad que la configuraci√≥n no insin√ļa.

Es una historia confinada en el tiempo y el espacio, adaptada por el director Scott Teems, de la historia de William Gay ¬ęOdio ver que el sol se pone esta noche¬Ľ. Si bien el escenario es un paisaje apacible de Tennessee y las casas parecen ilustraciones de un calendario de vida agr√≠cola, la situaci√≥n le debe m√°s a Eugene O’Neill o Tennessee Williams. Los actores han tenido m√°s que √©xito en la creaci√≥n de personajes profundamente plausibles. Puede que haya habido tentaciones de ir m√°s all√°, pero todas son sutiles, incluso McKinnon, en un papel que podr√≠a haber ido m√°s all√°.

Deja un comentario