Rese√Īa cinematogr√°fica Tres d√≠as del c√≥ndor (1975)

Redford es un objetivo esta vez, y lo convierte en uno bueno, abierto y confiado. Es lector de algo que se llama Sociedad Histórica Literaria Estadounidense, y parece un estudiante de posgrado, con su abrigo de tweed, jeans y zapatillas de deporte. La empresa es una fachada de la CIA. La película no transparenta exactamente sus actividades, pero sí parece devorar e informatizar libros y revistas extranjeros en busca de códigos y mensajes.

La investigaci√≥n de Redford dio como resultado un libro traducido a solo tres idiomas: espa√Īol, holand√©s y √°rabe. ¬ŅPor qu√© solo estos tres? Bueno, para cuando nos enteramos de que estos son los idiomas de las principales regiones exportadoras de petr√≥leo, todos los trabajadores de la empresa, excepto Redford, han sido sacrificados. Afortunadamente, sali√≥ a almorzar. Llama a la CIA para pedirles que lo traigan de vuelta del fr√≠o (¬°qu√© r√°pido aprendemos la √ļltima jerga de los esp√≠as!), Y la Compa√Ī√≠a fija una fecha en la que estuvo a punto de ser asesinado. Aqu√≠ hay un hombre, si lo hay, con paranoia forzada.

Redford aporta una seriedad obstinada a su papel: le encantar√≠a seguir con vida, por lo que tiene que repensar todas sus suposiciones sobre la CIA. (¬ę¬ŅPor qu√©¬Ľ, le pregunta razonablemente a un contacto telef√≥nico, ¬ęque tengo que identificarme contigo, pero t√ļ no tienes que identificarte conmigo?¬Ľ) La pel√≠cula se convierte en la historia de c√≥mo √©l permanece vivo y, sin saberlo, revela una trama en su interior. La agencia.

Es asistido por Faye Dunaway, interpretando a una chica llamada Kathy que es la personificaci√≥n del coraje. La secuestra para usar su apartamento como escondite, pero algo en √©l (tal vez su extra√Īo parecido con Robert Redford) la convence de que no es paranoico, que de hecho, realmente hay personas que est√°n tratando de matarlo. Ella misma es bastante neur√≥tica, pero es una buena especie y ayuda tanto como puede. Y tiene tres l√≠neas de di√°logo que derriban la casa. Son obscenos, divertidos y conmovedores al mismo tiempo, y Dunaway los entrega maravillosamente.

El director de la pel√≠cula, Sydney Pollack, ha trabajado con Redford tres veces antes (dirigieron la √©pica ¬ęJeremiah Johnson¬Ľ y la considerablemente menos √©pica ¬ęThe Way We Were¬Ľ). Hace un trabajo interesante al revelar gradualmente la red en torno a su personaje. Se compone de tipos de negocios, lo m√°s aterrador de ellos, de hecho, es su falta de sangre cuando se habla de la muerte y otros ¬ęplanes de contingencia¬Ľ.

Uno de ellos es un asesino a sueldo, interpretado con una amenaza especial por Max von Sydow. Uno es el burócrata imparcial (Cliff Robertson). Y uno (John Houseman) es un producto demente de la estrategia bidireccional inversa de la Guerra Fría. La película nunca lleva demasiado lejos sus tramas diversas y laberínticas. Podemos creer que la CIA podría comportarse de esta manera, y es posible. El final, cuando llega y cuando von Sydow lo explica con una lógica tan cruel, suena bien. Muy hueco.

Deja un comentario

Mira y ve: un retrato de Wendell Berry Movie Review (2017)

La otra pel√≠cula, mezclada con la primera, es un documental sobre estos temas, en el que se pregunta a los agricultores sobre su amor por la agricultura (uno dice: ¬ęPrefiero

Rese√Īa de la pel√≠cula This Is Not a Film (2012)

Este hombre, que ha sido silenciado, ahora encuentra cosas en pel√≠culas que no hab√≠a planeado. En el primero, la ni√Īa que interpreta a su hero√≠na, ha tenido suficiente del proceso,

Rese√Īa de la pel√≠cula The Final Countdown (1980)

Intenta olvidar la trama. Tiene al Nimitz navegando en aguas cristalinas cuando de repente aparece un gigantesco remolino en el cielo. Aparentemente, es una puerta de entrada al pasado, aunque