Que de Series Peliculas Reseña de la película African Desperate (2022)

Reseña de la película African Desperate (2022)

NingĂșn estudiante en la pelĂ­cula parece sentirse tan desplazado por su graduaciĂłn como Palace. Teniendo en cuenta que ella es la Ășnica mujer negra en la pelĂ­cula, presentada en una escena donde la academia blanca se enfoca mĂĄs en invadir su identidad que en analizar su trabajo, inmediatamente nos enfrentamos con la sensaciĂłn de confinamiento que conlleva ser un artista negro en el fino arte de la esfera

Palace estĂĄ maravillosamente retratado por Stingily. Con la mayorĂ­a de sus momentos marcados por una entrega inexpresiva, cualquier ruptura emocional se vuelve aĂșn mĂĄs impactante a medida que se encuentra con sus pruebas y tribulaciones emocionales. La actuaciĂłn de Stingily es tangible; su brusquedad y su humor espinoso y sarcĂĄstico recuerdan a alguien que conocemos.

El elenco secundario, los amigos de Palace, Aidan (Cammisa Buerhaus) y Hannah (Erin Leland), así como una especie de interés amoroso, Ezra (Aaron Bobrow), poseen una cualidad emocional similar. Son creíbles, cada uno abarca (en un grado distinto) varios arquetipos de estudiantes de la escuela de arte. Dado que los actores son todos artistas en activo, la fuerza con la que sus interpretaciones impactan cerca de casa no solo es personal, sino que efectivamente se siente así. Sus papeles sirven perfectamente para resaltar el caråcter de Palace. Después de todo, esta película es el escenario de Stingily.

La banda sonora experimental de «The African Desperate» enfatiza su ritmo y mantiene el estilo de la pelĂ­cula en sus momentos visuales mĂĄs discretos. En una escena de fiesta en la que Palace actĂșa como DJ, los ritmos discordantes y las melodĂ­as que toca destacan su batalla para mantener su propio equilibrio emocional. Es en secuencias como estas que Syms muestra su magistral consideraciĂłn de un momento armonioso o discordante. No se desperdician momentos ni elementos; La mano de Syms se siente en cada escena.

La pelĂ­cula se mantiene sobre una base de caos y calma, como se refleja en su cinematografĂ­a. A veces, su brillo cĂĄlido y desvaĂ­do evoca fotografĂ­as antiguas o pinturas impresionistas con temas modernos. Las tomas pintorescas y romĂĄnticas son como un soplo de aire fresco, solo para ser seguidas inmediatamente por un encuadre frĂ­o y fuera de lugar o la intensidad contrastada de un mundo arrojado bajo la luz negra.

Martine Syms tiene una voz singular, llena de creatividad. Utilizando su propia experiencia como artista, Syms ha tomado la academia artĂ­stica y el latigazo de salir de la comodidad de la escuela y lo ha convertido en un jugo selvĂĄtico de hierba, ketamina y autodescubrimiento.

En MUBI hoy.

Deja un comentario