Reseña de la pelĂ­cula Brother’s Keeper (1993)

“Demonios”, observa uno de los habitantes, “cuando le preguntaron a Delbert si estaba dispuesto a renunciar a sus derechos, no sabĂ­a la diferencia entre eso y saludar a alguien en el camino”. Los chicos de Ward no son muy inteligentes, aunque es una buena pregunta si estĂĄn atrasados ​​o simplemente estĂĄn completamente desconectados de la vida moderna. Sus vacas y cerdos viven en sus granjas mĂĄs cĂłmodamente que ellos, sin mencionar las aves de corral que crĂ­an en un viejo autobĂșs escolar. Se cultivaron durante muchas dĂ©cadas, parados solos, trabajando muchas horas, sentados frente a un televisor por la noche, yendo temprano.

La controversia sobre los Wards golpeĂł rĂĄpidamente a los medios nacionales. HabĂ­a de todo: pintorescas semillas de heno rural, notas oscuras de fratricidio, dudas sobre el proceso legal. Connie Chung y otras estrellas de los medios salieron a entrevistar a los chicos de Ward, al igual que los realizadores de documentales Joe Berlinger y Bruce Sinofsky y su director de fotografĂ­a, Douglas Cooper.

Regresaron, por mĂĄs de un año; el paso de las estaciones proporciona un trasfondo para la pelĂ­cula. Filmaron audiencias y juicios, reuniones comunitarias e incluso ganancias organizadas para recaudar fondos para la defensa de Delbert. L’ironie Ă©tait qu’aprĂšs avoir rencontrĂ© des problĂšmes, les Wards sont devenus plus populaires et acceptĂ©s Ă  Munnsville que jamais, et c’est tout un spectacle de les voir danser carrĂ©ment lors d’une collecte de fonds et de charger leurs assiettes au bufĂ©.

Berlinger y Sinofsky han sido pacientes con Delbert y sus dos hermanos supervivientes, Roscoe, de 70 años, y Lyman, de 62. Se ganaron su confianza y pronto fue comĂșn en Munnsville ver a los hermanos siendo seguidos por el pequeño equipo de filmaciĂłn. Poco a poco estamos empezando a sentirnos por los tres hombres, cuyos valores y ritmos cotidianos reflejan una vida de trabajo manual y duro como se podrĂ­a haber vivido hace siglos.

La pelĂ­cula nunca toma una posiciĂłn sabia sobre la culpa real de Delbert (y no pensarĂ­a en revelar el resultado de su proceso legal, que se desarrolla como un drama legal). En cambio, trata de ver en sus vidas, de comprender que para los hombres analfabetos que han vivido tan cerca de las duras realidades de la agricultura, la vida y la muerte en sĂ­ tenĂ­an un significado mĂĄs fundamental. ÂżDelbert asfixiĂł a William con una almohada, como lo acusĂł la fiscalĂ­a, para sacarlo de su miseria, ya que podrĂ­a haber matado a un animal enfermo? ÂżO William muriĂł mientras dormĂ­a? ÂżO hay posibilidades mĂĄs oscuras? “Brother’s Keeper”, el mejor documental del año, tiene un impacto y una inmediatez que la mayorĂ­a de las pelĂ­culas de ficciĂłn solo pueden envidiar. Cuenta una historia fuerte, y algunos pasajes son realmente inspiradores, ya que los vecinos de Munnsville estĂĄn decididos a que Delbert no se deje atrapar por un fiscal ambicioso que estĂĄ mĂĄs preocupado por presentar cargos que por comprender la realidad de la situaciĂłn. Al ver esta pelĂ­cula, tuve una nueva apreciaciĂłn de la profundidad con la que la nociĂłn de libertades civiles estĂĄ incrustada en nuestra conciencia nacional. Ninguno de los miembros del comitĂ© de defensa de Delbert Ward fue a la escuela de leyes. Pero saben mucho mĂĄs sobre el juego limpio y el debido proceso que las personas de esta pelĂ­cula que lo hicieron.

Deja un comentario

The Boy Behind the Door (2021) reseña de la película

En un flashback seis horas antes del secuestro, Bobby (Lonnie Chavis de «The Water Man») y Kevin (Ezra Dewey, protagonista de la secuela de los realizadores de «The Djinn») revelan

Reseña y resumen de la película The Deer Hunter (1979)

La pelĂ­cula se toma su tiempo con estas escenas iniciales, con la acerĂ­a y el salĂłn y especialmente con la boda y la fiesta en el American Legion Hall. Es

RevisiĂłn de pelĂ­cula Killers Anonymous (2019)

Pero es 2019 ahora y «Killers Anonymous» simplemente no tiene sentido como un regreso a la sensibilidad amistosa de MTV. ¿Tampoco es lo suficientemente inventiva, divertida o enérgica como para