Rese√Īa de la pel√≠cula Cell 211 y resumen de la pel√≠cula (2010)

La historia involucra a Juan Oliver (Alberto Ammann), un joven serio que se presenta un día antes para su nuevo trabajo como guardia de prisión. Pasamos un rato con él en casa con su esposa, Elena (Marta Etura). Está embarazada. Están perdidamente enamorados. No tienen mucho dinero, pero su nuevo trabajo será de gran ayuda.

Mientras otros guardias lo llevan por la prisi√≥n, pierde el conocimiento en un accidente. Lo llevan a una litera en una celda vac√≠a, la celda 211, y piden ayuda cuando estalla un violento mot√≠n en la prisi√≥n. Sus vidas corren peligro y deben dejarlo atr√°s cuando huyen. Recupera la conciencia y escucha lo que sucede afuera. No sabe por qu√© lo dejaron atr√°s, probablemente no recuerda los escombros que lo dejaron inconsciente, pero s√≠ sabe que sus zapatos, cordones y cintur√≥n son se√Īales fatales de que √©l no es un prisionero.

Y ahora entramos en tiempo real con √©l, mientras entra audazmente en un espacio p√ļblico y se hace pasar por un nuevo prisionero que solo ha sido admitido poco tiempo antes. Los prisioneros alborotados est√°n desesperados. Los dirige un hombre muy brutal, un vitalicio sin nada que perder, llamado Malamadre (Luis Tosar). Juan lee inmediatamente la situaci√≥n e improvisa. Instintivamente, encarna a un hombre junto a sus compa√Īeros de prisi√≥n. Cuando hace sugerencias estrat√©gicas inteligentes, parece demostrar su val√≠a.

No quiero describir m√°s que eso en t√©rminos espec√≠ficos. Estos realmente ser√≠an spoilers, porque en ¬ęCell 211¬Ľ es realmente imposible anticipar lo que suceder√°. La historia no sigue ninguna f√≥rmula establecida. Desalienta los intentos de anticipaci√≥n. Se desarrolla de manera convincente a cada paso, pero de manera impredecible. A medida que Juan enfrenta pruebas m√°s rigurosas, contin√ļa improvisando, a veces imaginando trazos maestros.

Los eventos en el bloque de celdas son paralelos a otras dos historias: en la oficina de la prisi√≥n, el alcaide y el personal de seguridad monitorean las c√°maras de seguridad. Y en la ciudad, Elena hace algunas compras y luego se entera del mot√≠n en la prisi√≥n donde sabe que su esposo fue esa ma√Īana. Otra parte consiste en flashbacks de sus momentos de amor juntos, que son mucho m√°s efectivos depositados as√≠ que venir antes que nada.

La dinámica de la película se desarrolla entre Juan y Malamadre. De una manera sutil, el director Daniel Monzón muestra una comprensión en ciernes. Malamadre es implacable y despiadado, resentido cuando Juan toma la iniciativa de hacer sugerencias, pero admirando la valentía del nuevo hombre. Muy gradualmente, en medio del caos, intercambian información personal.

Deja un comentario