Que de Series Peliculas Rese√Īa de la pel√≠cula de Anne Frank Rememented (1996)

Rese√Īa de la pel√≠cula de Anne Frank Rememented (1996)

Tambi√©n conocemos a Peter Pepper, el hijo de Fritz Pfeffer, uno de los otros que compartieron el escondite de los Frank. Y vemos una reuni√≥n, la primera en todos estos a√Īos, entre la Sra. Gies y el hijo del hombre al que intent√≥ salvar.

Todas estas personas son testigos vivos del Holocausto, y tambi√©n del extraordinario esp√≠ritu de Ana Frank, que no era una ni√Īa perfecta, sino en muchos sentidos una ni√Īa t√≠pica, enamorada de las estrellas de cine., Destellos de ira y una actitud completamente humana. deseo de publicar alg√ļn d√≠a y hacerse famoso. En el hallazgo m√°s extraordinario de la pel√≠cula, vemos la √ļnica secuencia de pel√≠cula existente de Ana Frank, tomada un d√≠a de 1941, antes de que los Frank se escondieran. Hay una fiesta de bodas en la calle de abajo, y desde la ventana del tercer piso, una ni√Īa mira hacia afuera, sonr√≠e y luego se da la vuelta. Ana Frank.

¬ęAnne Frank Rememented¬Ľ fue escrita y dirigida por Jon Blair, el mismo hombre que dirigi√≥ el documental sobre Oskar Schindler que ayud√≥ a inspirar la pel√≠cula de Steven Spielberg. Abre la pel√≠cula diciendo que no quiere contar ¬ęs√≥lo¬Ľ una historia del Holocausto, y cita a Otto Frank, quien dijo que el diario de su hija no era espec√≠fico de la experiencia jud√≠a del Holocausto, sino que era un mensaje universal de valent√≠a en la cara. de tiran√≠a. Seg√ļn el New York Times, una gu√≠a de estudio preparada por el Centro Ana Frank de EE. UU. Para una nueva traducci√≥n del peri√≥dico hace una lista de otras v√≠ctimas de los campos de exterminio de Hitler, incluidos sus oponentes pol√≠ticos, sus combatientes de la resistencia, sus gitanos, sus homosexuales. y sus testigos de Jehov√°. .

Pero de todos esos millones, el rostro que más recuerda la posteridad es el de Ana Frank. Sus fotografías han hecho que una imagen de su rostro se reconozca de inmediato, y su diario, que traza una vida cotidiana que las circunstancias hacen extraordinaria, fija un momento en el tiempo.

En la pel√≠cula, narrada por Kenneth Branagh, escuchamos las entradas del diario de Ana Frank le√≠das por Glenn Close. En la entrada citada al final de la pel√≠cula, escribi√≥: ¬ęA pesar de todo, sigo creyendo que la gente tiene un coraz√≥n realmente bueno¬Ľ. A uno le gustar√≠a creer que muri√≥ todav√≠a creyendo esto, pero el recuerdo de Anne de Hanneli Goslar en los √ļltimos d√≠as de su vida, congelada, hambrienta, llorando, lo hace improbable. No todos los hombres son de buen coraz√≥n, pero muchos pueden serlo, y si no fuera as√≠, la vida no val√≠a la pena.

Miep Gies, tan ordinaria, tan silenciosa, de 80 a√Īos cuando fue entrevistada, arriesg√≥ su vida para albergar a los Frank, y debe ser una de esas en las que Anne estaba pensando.

Deja un comentario