Reseña de la película de Fedora y resumen de la película (1979)

«Fedora» es una pelĂ­cula imperdible por las Ășltimas razones. Tiene un final sorprendente que no es de extrañar (aunque no lo darĂ©, lo puedes dar tĂș mismo). Tiene personajes que resultan ser exactamente quienes pensamos que serĂĄn, y tiene una visiĂłn instantĂĄnea de la naturaleza humana que vale la pena los momentos que se les asignan.

Y luego hay algo mås. Estilo. Entiende esto: si puedes ver «Fedora» y no te obsesiones con lo que es y quiénes son los personajes, que seguro es un gran pedido, es un verdadero placer sentarse ahí y dejar que te suceda. No es una gran película, pero tiene la forma y la sensación de una gran película. La película que se parece a «Sunset Boulevard» (1950), que también fue dirigida por Wilder y también protagonizada por William Holden, y protagonizada por Gloria Swanson como una actriz tipo Greta Garbo que se había retirado a su leyenda y sus recuerdos.

En esta ocasiĂłn, la figura de Garbo la interpreta Marthe Keller. Holden interpreta a una productora de Hollywood rota que gasta su Ășltimo centavo viajando a una isla mediterrĂĄnea donde se ha recluido en completa privacidad y mantiene su belleza extrañamente bien conservada. Al igual que «Sunset Boulevard», la pelĂ­cula estĂĄ narrada por Holden e incluye flashbacks y recuerdos y la comprensiĂłn agridulce de que todos estamos envejeciendo a una velocidad precisa de 60 segundos por minuto.

Sin embargo, lo que se revela en la pelĂ­cula no es realmente lo que es. Y las ideas, tristes especulaciones sobre la naturaleza humana, son una moneda de diez centavos la docena. Pero la sensaciĂłn de la pelĂ­cula es intrigante. Wilder presenta a sus personajes de una manera nueva para esta pelĂ­cula, sĂ­, pero tan antigua como cada romance matutino jamĂĄs filmado. Su pelĂ­cula trata sobre pelĂ­culas como esta. Holden estĂĄ perfectamente retratado como el productor potencial, y Keller es astutamente eficaz como una actriz que se interpreta a sĂ­ misma en mĂĄs de un sentido.

ÂżDeberĂ­amos verlo? No sĂ©. Si lo hace, salga con la mente despejada y una leve sonrisa en su rostro y un recuerdo de las pelĂ­culas de los 40. Acepte las partes tontas y las revelaciones sin sorpresas, como parte del estilo de la pelĂ­cula mĂĄs que como debilidades. ConfĂ­e en Wilder para saber lo que estĂĄ haciendo, incluso durante las instantĂĄneas deliberadas. MĂ­ralo asĂ­ y apuesto a que te gustarĂĄ. MĂ­ralo con seriedad y pensarĂĄs que es aburrido y obvio. Extraño «Fedora» de esta manera: se deja al pĂșblico.
.

Deja un comentario