Rese√Īa de la pel√≠cula de Lenny y resumen de la pel√≠cula (1974)

Por un lado, nunca nos da un artista. Tenemos, por el contrario, una especie de terapeuta hostil que predica la liberaci√≥n desactivando trabajos muy ocupados. Si puedes trabajar con las palabras, cree, puedes superar las actitudes malsanas que expresan. El intento de la pel√≠cula de demostrar esto fracasa vergonzosamente. Hoffman mientras Bruce recorre la audiencia de un club nocturno lanzando groseros insultos √©tnicos a los miembros, que permanecen at√≥nitos hasta que explica que su prop√≥sito es realmente tomar el poder de esas feas palabras para exponerlas como inhumanas. Y as√≠ son. Pero en la pel√≠cula (como en la vida), las palabras a√ļn conservan su poder, y Bruce aparece como un fraude que las explota por ese poder mientras finge lo contrario. Eso es porque Hoffman no los hace graciosos, lo cual, adem√°s de ser ofensivo, tambi√©n deber√≠an serlo. Un gran c√≥mico de stand-up puede salirse con la suya (ver Richard Pryor) porque su sincronizaci√≥n y actuaci√≥n obligan a la audiencia a re√≠r a pesar de s√≠ mismo.

De todos modos, no podemos comprar este retrato de Lenny Bruce. La película lo convierte en una especie de evangelista de cuatro letras, que habla sucio mientras vende amor fraternal. La persona real seguramente era más cínica, más complicada, incluso más honesta que eso.

Las actuaciones en torno a Hoffman est√°n dise√Īadas principalmente para reflejar las suyas. Pero Val√©rie Perrine, como Honey, crea su personaje de una manera interesante. La pel√≠cula sigue siendo ambigua en varios aspectos de su personalidad (hay un tr√≠o que se juega para lograr un efecto er√≥tico mientras est√° encendido, y luego se usa para inspirar una pelea ambigua). Pero proyecta algo de sexualidad empa√Īada, y finalmente nos regala un despiadado stripper de oro.

Lo que nos queda, sin embargo, es una película que no conoce su verdadera dirección. Una película que oscila entre Lenny Bruce y el neurótico autodestructivo. Finalmente, murió por su propia mano, por una sobredosis de drogas. Y aunque la película sugiere que fue llevado al límite por el acecho de vicepolicías, honorarios legales ruinosos y la incapacidad de encontrar un trabajo estable, también hay evidencia de que podría haber llegado al mismo final. El cómic permaneció en el cinturón de borscht.

Su impacto en la sociedad y su castigo a s√≠ mismo fueron aspectos esencialmente separados de su vida, que la pel√≠cula nunca admite del todo. La tentative de Fosse de nous donner Lenny Bruce en tant que victime de la soci√©t√© et martyr de nobles causes ne fonctionne jamais vraiment, et le film ne devient donc que plusieurs bonnes sc√®nes et une belle performance d’Hoffman, pas un portrait persuasif d’ un hombre.

Deja un comentario