Que de Series Peliculas Reseña de la película Detective Chinatown 2 (2018)

Reseña de la película Detective Chinatown 2 (2018)

“Detective Chinatown 2” del director Sicheng Chen centraliza estas payasadas en la idea de un diario de viaje de Nueva York, con Times Square, Union Square, Chinatown y “Welcome to New York” de Taylor Swift en un lugar destacado. Nuestros guĂ­as a travĂ©s de la visiĂłn de este extraño neoyorquino son el detective Qin Feng (Haoran Liu) y su tĂ­o Tang Ren (Baoqiang Wang), tambiĂ©n un famoso detective pero con mucha menos gracia. Los dos son inadecuados desde el principio, con Tang Ren pareciendo pomposo, infantil y tonto, pero con un conocimiento de la antigua cultura china que todavĂ­a parece llevar a la pista perdida. Chen viste el Glow de Qin, por otro lado, con imĂĄgenes generadas por computadora en las que puede visualizar un mapa de Nueva York, llegando a quitar edificios como si jugara con un juego de juguetes. Pero es otro momento en que la pelĂ­cula es mĂĄs llamativa que lĂłgica, una pelĂ­cula de detectives que usa su mente para trucos baratos que cualquier mano amiga realmente inteligente.

Los dos detectives estĂĄn en Estados Unidos tratando de obtener una recompensa de cinco millones de dĂłlares por resolver el caso de Chinatown del hijo de un hombre rico, compitiendo con otros detectives creados con tiros aĂșn mĂĄs amplios que ellos. Son: dos gemelos calvos, un hombre musculoso que podrĂ­a duplicar como Jason Momoa, una joven de cabello azul que sabe cĂłmo hackear todo, un hombre vestido como Sherlock Holmes que trabaja con su hija, y mĂĄs. Fieles a cĂłmo se desarrolla el primer “Detective Chinatown”, hay muchos giros inesperados en la investigaciĂłn, como cuando un sospechoso principal se convierte en un tercer miembro del dĂșo de resoluciĂłn de crĂ­menes. Pronto todos estĂĄn siendo perseguidos por la ciudad y por los mĂĄs tontos de los malos, todos tratando de resolver una pregunta central que una buena parte de los espectadores entenderĂĄ antes del final de los crĂ©ditos iniciales.

Mejor con su actuación que con su comedia, muchos de los chistes involucran estereotipos crudos como personas con armas de color o bromas fåciles como pandillas de motociclistas homosexuales; tampoco deja pasar una broma de mal gusto sobre hombres que visten ropa femenina. «Detective Chinatown 2» es irreverente por decir lo menos, pero definitivamente sería mås divertido si otras partes no se sintieran como si vinieran de Estados Unidos convirtiéndose en una especie de distopía con luces brillantes. Un personaje principal tiene un miedo genuino en la película de ser un inmigrante ilegal, y sus homólogos detectives tienen sus propias preocupaciones sobre estar entre los neoyorquinos. Hay muchos momentos que harån reír a las audiencias internacionales de Estados Unidos: ¿Cuando un jefe de policía amargado con un corte de pelo trumpiano dice que deberíamos «construir un muro hacia el oeste también» que dice sobre nosotros?

Deja un comentario