Rese√Īa de la pel√≠cula El hombre de 100 a√Īos que trep√≥ por la ventana y desapareci√≥ (2015)

Su trama est√° muy bien resumida por su t√≠tulo, que tambi√©n fue el t√≠tulo de la novela m√°s vendida en la que se basa. La pel√≠cula comienza con una mecha de dinamita que cruje a trav√©s de los cr√©ditos iniciales; luego, su viejo h√©roe, Allan, patea a su gato Molotov por un tiempo, y el pobre gatito es asesinado por un coyote. Allan se venga haciendo explotar a la criatura ofensiva. Esta acci√≥n lo lleva a una casa de retiro, por cuya ventana se sube al cumplir 100 a√Īos. El personal del hogar de ancianos nunca lo encuentra (no es realmente un spoiler), pero lo seguimos en su aventura posterior, que se intercala con su narraci√≥n y flashbacks de sus 100 a√Īos de vida picaresca.

¬ęTodo lo que quiero hacer es comer, dormir y volar cosas¬Ľ, dijo Allan en un momento. Una crueldad que se le infligi√≥ cuando era ni√Īo evita (o al menos inhibe) el romance, dej√°ndolo con estos tres deseos f√°ciles de lograr. La parte que hace estallar las cosas es parte de lo que hizo que esta historia fuera particularmente atractiva para los suecos. Suecia fue, por supuesto, la patria de Alfred Nobel, el inventor de la dinamita cuya posterior culpabilidad por √©l le llev√≥ al Premio Nobel de la Paz. El car√°cter nacional de Suecia, aparentemente, est√° al menos parcialmente definido por la paradoja de que este pa√≠s amante de la paz y aparentemente ¬ęprogresista¬Ľ es el m√°s notable en t√©rminos hist√≥ricos globales del siglo XX por el avance de la ciencia de los explosivos. Y as√≠ vemos a Allan retozar a lo largo del siglo, perfectamente libre de ideolog√≠a o perspectiva, un Forrest Gump m√°s consciente y consciente de s√≠ mismo, por favor, conociendo a personas como Franco, Oppenheimer y Stalin, y simplemente feliz de hacer las cosas. boom todo el tiempo. Hoy en d√≠a, se topa con una maleta llena de dinero en efectivo, se convierte en c√≥mplice de un agente de estaci√≥n travieso, ayuda a salvar a un elefante de circo y m√°s, todo mientras desconcierta a una pandilla de motociclistas que quiere el dinero y la falta de personal y la indolencia. la polic√≠a lo persigue. Este √ļltimo elemento es un poco sutil en contra de la descripci√≥n de los polic√≠as suecos en los libros de Steig Larsson antes mencionados.

No es necesario ser sueco para disfrutar de la pel√≠cula. El modo picaresco es muy apreciado en toda la cultura occidental, y esta pel√≠cula, dirigida por Felix Herngren y protagonizada por el aclamado comediante sueco Robert Gustaffson, lo interpreta bastante bien, con toques que recuerdan no solo a ¬ęGump¬Ľ sino a ¬ęThe Shawshank Redemption¬Ľ. y otros grandes cuentos populares de nuestro tiempo. Es un poco m√°s c√≠nico e impenetrable con un humor mordaz de lo que hubiera sido una pel√≠cula estadounidense convencional; el tratamiento imprudente del primer experimento de Allan con dinamita es m√°s Adam Rifkin que Robert Zemeckis. Sin embargo, estas ligeras excentricidades tonales no funcionaron del todo para este cr√≠tico.

Deja un comentario