Que de Series Peliculas Reseña de la película Encuéntrame en el baño (2022)

Reseña de la película Encuéntrame en el baño (2022)

«EncuĂ©ntrame en el baño», que fue codirigida por Will Lovelace y Dylan Southern, se desarrolla como un memorial para la ciudad de Nueva York posterior al 11 de septiembre, como una escena y un momento vagamente definido. Basado en el libro de entrevistas estilo historia oral de Lizzy Goodman, «Meet Me in the Bathroom» comparte muchos de los mismos problemas que «Shut Up and Play the Hits», el tributo desenfocado y poco generoso de los codirectores Lovelace y Southern al lĂ­der de LCD en 2012. James Murphy y el estridente espectĂĄculo de 2011 «The Long Goodbye» de su banda en el Madison Square Garden. Muchas generalizaciones egocĂ©ntricas y extrañas omisiones tipifican estos dos documentos, y hacen que sus elogios prematuros por la historia reciente parezcan aĂșn mĂĄs innecesarios. ÂżRecuerdas cuando estas bandas estaban en auge? Claro, pero algunos de ellos, y nosotros, todavĂ­a disfrutamos de excelente mĂșsica en vivo en la ciudad de Nueva York. ÂżQuĂ© es exactamente lo que estamos de luto de nuevo?

Para empezar: la ciudad de Nueva York, después del 11 de septiembre, dio lugar a una serie de bandas, varias de las cuales se conocían o tocaban en los mismos lugares. Era una época diferente, de reinvención y creatividad, y todos los chicos cool estaban formando bandas. Se le da algo de crédito a The Strokes, liderados por el escritor/vocalista Julian Casablancas, y el frenético frenesí mediåtico que siguió a sus primeras presentaciones en vivo, así como a su muy publicitado primer LP.

Siguieron otras bandas, y en “Meet Me in the Bathroom”, algunos de sus miembros recuerdan cĂłmo se juntaron en la ciudad de Nueva York. Recuerdan la electricidad que iluminaba pequeños locales de barrio, de los que todavĂ­a quedan un par. AdemĂĄs, el Lower East Side era un pĂĄramo por razones que no se discuten. “Recuerdo haber pensado que quizĂĄs Nueva York ya no es el tipo de ciudad que produce bandas icĂłnicas”, dice Adam Green de The Moldy Peaches. MĂĄs tarde, una crisis de la vivienda, que siguiĂł a la recesiĂłn del paĂ­s en 2008, se presenta como el final de una era; Las imĂĄgenes del 11 de septiembre tambiĂ©n se muestran desde el principio, para establecer un estado de ĂĄnimo y establecer el comienzo de algo.

Para algunos mĂșsicos, tocar mĂșsica en vivo en esta supuesta distopĂ­a cultural fue una liberaciĂłn extraña pero liberadora. Karen O de Yeah Yeah Yeahs parece estar hablando de tocar en una banda cuando habla de «Dirty Dancing»: «Te vas a pasar el verano con tu familia, te tropiezas con este bajo vientre… tan genial, sexy, como, ya sabes… escena». Y para los asistentes al concierto, el sentimiento aparentemente fue mutuo. “Lo sentiste”, dice Alex Hammond Jr. de The Strokes. “La audiencia estaba emocionada de que existiĂ©ramos”.

Deja un comentario

Related Post