Que de Series Peliculas Rese√Īa de la pel√≠cula Godard Mon Amour (2018)

Rese√Īa de la pel√≠cula Godard Mon Amour (2018)

El estilo de dise√Īo y producci√≥n de la pel√≠cula constantemente hace una referencia descarada a las pel√≠culas de Godard: hay muchas tomas de seguimiento y los interiores de colores primarios imitan los de pel√≠culas como ¬ęUna mujer casada¬Ľ y ¬ęDos o tres cosas que s√© sobre ella ¬ę. Pero son glosas muy superficiales, con poco que decir sobre las fuentes sobre las que cantan.

Lo mismo ocurre con el relato irregular de la pel√≠cula sobre la carrera de Godard durante este tiempo. Podemos ver su amistad en evoluci√≥n con un lamentable Jean-Pierre Gorin y la formaci√≥n del grupo (tos) Dziga-Vertov, as√≠ como su ruptura con Bernardo Bertolucci por el radicalismo supuestamente insuficiente de este √ļltimo. Sin embargo, aunque se vislumbran pel√≠culas irrelevantes como ¬ęPravda¬Ľ y ¬ęWind from the East¬Ľ, no se dice una palabra de ¬ęWeekend¬Ľ, posiblemente la pel√≠cula m√°s importante y la m√°s innovadora de Godard de este per√≠odo. En cuanto a Wiazemsky, el gui√≥n de Hazanavicius deriva de su biograf√≠a, un texto que sugiere a una mujer mucho m√°s interesante que la joven de 19 a√Īos que se muestra aqu√≠. En ¬ęGodard Mon Amour¬Ľ, se la utiliza principalmente por su apariencia en varias escenas de desnudos y su papel en un melodrama relacional demasiado convencional.

Como se se√Īal√≥, la pel√≠cula se vuelve menos aburrida en su segunda mitad, cuando la escena se traslada a la Riviera francesa y al Festival de Cine de Cannes, que es clausurado por Godard, Truffaut (que nunca se ve) y otros escritores. En apoyo de los Rioters de Par√≠s. Aqu√≠, toda la empresa parece beneficiarse de la inyecci√≥n de aire y de la refrescante luz mediterr√°nea, al estilo ‚ÄúDesprecio‚ÄĚ y ‚ÄúPierrot le Fou‚ÄĚ. Este episodio tambi√©n ofrece la mejor escena de la pel√≠cula.

Est√° oscuro y Godard y Anne regresan a Par√≠s con cuatro amigos. Uno es un cineasta que se queja largamente del da√Īo que cree que ha sufrido su pel√≠cula con el cierre de Cannes. Godard, comprensiblemente molesto por su kvetching, finalmente se lanza a una diatriba diciendo que el viejo cine debe ser destruido, incluidas sus propias obras y las de directores tan venerados como Renoir, Lang y Ford. Las √ļnicas pel√≠culas que deber√≠an salvarse son las comedias ¬ęsubversivas¬Ľ de los hermanos Marx y (por supuesto) Jerry Lewis.

Captura algo sobre las punteadas pol√©micas cinematogr√°ficas de la √©poca y la personalidad picante y arrogante de Godard. Obviamente, pod√≠a ser y a menudo era un completo idiota, incluso para los amigos m√°s cercanos. (Se puede vislumbrar esto como una condici√≥n permanente en el reciente documento ¬ęFaces Places¬Ľ de su vieja amiga Agnes Varda). Pero incluso este fracaso no desaf√≠a su arte tanto como algo que alcanz√≥ su punto m√°ximo en esta √©poca.: El fr√≠o, enga√Īado y la intelectualidad misantr√≥pica detr√°s de su aceptaci√≥n de la pol√≠tica de Mao Zedong, uno de los peores asesinos en masa del siglo pasado.

Donde Hazanavicius podría haber creado una escena cinematográfica feroz, o por el contrario una defensa comprensiva de las aberraciones de Godard en el tiempo trastornado, tomó un camino intermedio y terminó con una película que, a pesar de las diversiones e ideas dispersas, es fundamentalmente insatisfactoria. Esto es algo que Godard nunca fue: mediocre.

Deja un comentario

Related Post