Reseña de la película Gold y resumen de la película (2022)

OjalĂĄ la pelĂ­cula en sĂ­ alcanzara el nivel extremo de compromiso de Efron. “Gold” es mĂĄs efectivo desde un punto de vista estĂ©tico que narrativo. En realidad, la narraciĂłn es demasiado simplificada: sabemos muy poco sobre estas personas para quedar absortos en si perseveran. Sin embargo, el director, coguionista y coprotagonista Anthony Hayes crea un paisaje vĂ­vidamente duro y logra mucho con sus medios de sobra. Trabajando con el director de fotografĂ­a Ross Giardina, coloca a sus pocos personajes en una expansiĂłn monocromĂĄtica que es sombrĂ­a y tĂĄctil. Una infernal tormenta de arena en el tercer acto devasta de manera minimalista. Los atardeceres de mal humor son especialmente llamativos, pero tambiĂ©n son un recordatorio de que el final de cada dĂ­a no trae ninguna esperanza de un mañana mejor.

Al comienzo de la pelĂ­cula, el estoico personaje de Efron, que aparece literalmente como Man One en los crĂ©ditos, llega a una gasolinera en ruinas en medio de la nada para encontrarse con un extraño para dar un paseo. Es el comparativamente hablador Hombre Dos de Hayes, que ha accedido a llevar al personaje de Efron a algĂșn puesto de avanzada, un viaje que los lleva a travĂ©s de un terreno irregular y escarpado que se parece inquietantemente a la superficie de la luna. No sabemos por quĂ© el mundo es asĂ­, por cierto. Simplemente es. Tampoco sabemos nada acerca de quiĂ©nes eran estas personas en los tiempos anteriores. simplemente son Lo mĂĄs que aprendemos sobre Man One es que es «del oeste», un tĂ©rmino burlĂłn que sugiere que es relativamente sofisticado.

Pero cualquier diferencia que exista entre el Hombre Uno y el Hombre Dos desaparece inmediatamente cuando su auto se descompone y se encuentran varados. Mientras acampan durante la noche, descubren un trozo gigantesco de oro que sobresale del suelo, algo que ambos quieren desesperadamente y deben confiar mutuamente para desalojar. Mientras que el personaje de Hayes se va para conseguir equipo de excavaciĂłn, el de Efron debe quedarse y ocuparse del tesoro, soportando elementos duros, perros salvajes hambrientos y moscas incesantes pululando alrededor de su rostro hermoso pero lleno de ampollas por lo que parece una eternidad. El proceso en juego puede ser intrigante: cĂłmo pasa el tiempo, el spry edita cuando se encuentra con los restos de un aviĂłn y lo convierte en un refugio improvisado. Este es tambiĂ©n un raro recordatorio del mundo exterior y la posibilidad de que la humanidad exista en algĂșn lugar, pero tal contexto es rĂĄpidamente fugaz. Del mismo modo, un encuentro con otra vagabunda (Susie Porter) aumenta brevemente la tensiĂłn de la pelĂ­cula. TambiĂ©n resulta que tiene una personalidad: es una sabelotodo, lo cual es emocionante. Pero luego vuelve la espera, y mĂĄs espera, con el destello ocasional de la lente.

Deja un comentario