Rese√Īa de la pel√≠cula Green Hell (2015)

Desde el principio, su ecu√°nime y diplom√°tico padre Charles (Richard Burgi) y su perra rival rom√°ntica Kara (Ignacia Allamand) le preguntan a Justine por qu√© se une a una misi√≥n para detener la destrucci√≥n del hogar ancestral de una tribu ind√≠gena peruana. . Justine tiene razones superficiales de inmediato: se siente atra√≠da por el l√≠der estudiantil Alejandro (Ariel Levy), un l√≠der muy serio que primero le pide a Justine que deje su grupo mientras ella plantea burlonas dudas sobre la efectividad de sus m√©todos. A√ļn as√≠, Justine regresa a la gracia de Alejandro en una escena que complica sus motivaciones cachondas por la maestra: Justine desaf√≠a a Alejandro y dice que tal vez su grupo podr√≠a tener un mayor impacto si fueran m√°s inclusivos.

Este llamado a la inclusi√≥n es ir√≥nico dado que se trata de una pel√≠cula de Eli Roth. Roth se burla de los compa√Īeros de Justine antes de que el peligro circunstancial los humanice (sobre todo; m√°s sobre eso en un momento). Estos ni√Īos quieren fumar marihuana, llevan su estilo de vida alternativo (¬°el veganismo es una locura!) Y son profundamente hormonales. Son, en otras palabras, los ejemplos perfectos del excepcionalismo americano del que se burlaba Roth en ¬ęHostel¬Ľ, pero esta vez son demasiado j√≥venes, est√ļpidos y llenos de malas ideas para ser tratados como verdaderos malos. Sin embargo, hay un elemento de moralismo en la sangrienta masacre que se produce despu√©s de que el avi√≥n de la fiesta de Alejandro sufriera una falla en el motor y se estrellara en medio de una tribu peruana devoradora de personas.

La violencia en estas escenas es intensa. Sin embargo, t√©cnicamente no es gratis, ya que la naturaleza extrema de la pel√≠cula de Roth es su principal raz√≥n para existir. No obstante, con eso en mente, es interesante c√≥mo el impulso fan√°tico de Roth por el mejor director de ‚ÄúCannibal Holocaust‚ÄĚ Ruggero Deodato y sus contempor√°neos italianos sin darse cuenta termina revelando los aspectos relativamente humanizantes de ‚ÄúThe Green Inferno‚ÄĚ como cr√≠tica cultural. Si compras la pel√≠cula de Roth, estos can√≠bales son la peor pesadilla de las ni√Īas como Justine, un personaje que debe persistir en convencerse a s√≠ misma de que sabe lo que est√° haciendo cuando sigue su impulso de traducir su disgusto por la mutilaci√≥n genital en una acci√≥n pol√≠tica progresista.

Deja un comentario