Que de Series Peliculas Reseña de la película Grumpier Old Men (1995)

Reseña de la película Grumpier Old Men (1995)

Matthau permanece soltero, de mal humor y enĂ©rgico, todavĂ­a va a pescar todos los dĂ­as, pero maldita sea, su suerte estĂĄ a punto de cambiar: Sophia Loren se mudarĂĄ al vecindario. EstĂĄ abriendo un restaurante italiano en el edificio que antes ocupaba Chuck’s Bait Shop, y a la gente gruñona no le gusta porque sus clientes espantarĂĄn a los peces. Entonces le juegan una serie de trucos, como pegar letreros de desvĂ­o para que sus clientes se pierdan y rodear su estacionamiento con esos carteles amarillos que dicen «LĂ­nea de PolicĂ­a – No Cruzar». Las subtramas de la pelĂ­cula involucran a Daryl Hannah como la hija de John, Melanie, y Kevin Pollak como el hijo de Max, Jacob. Se comprometieron en la foto anterior y ahora los Grumps estĂĄn planeando su boda y recepciĂłn, que al parecer serĂĄ principalmente en salones y tiendas de cebos.

El abuelo Gustafson (Burgess Meredith, 87), 95, también estå presente.

Meredith, como una vieja comadreja cachonda, tiene algunas de las mejores líneas de la película; mås o menos solo explica el «lenguaje salado» que le valió a la película una clasificación PG-13. Pero la película es esencialmente propiedad de Matthau y Lemmon, quienes han trabajado juntos tan a menudo que fåcilmente caen en un ritmo de insultos y afecto.

Ann Margret parece haber caĂ­do fĂĄcilmente en la vida matrimonial, que consiste principalmente en besar la mejilla de su marido antes de ir a pescar. Y los jĂłvenes pasan por una pelea superficial, mĂĄs o menos por intriga.

Es, por supuesto, una comedia de situaciĂłn en la pantalla grande, y de hecho me encantarĂ­a ver este material trasplantado a la pantalla del televisor, donde pertenece.

John y Max son vecinos de al lado en la tradiciĂłn de Ricardos y Mertz, viviendo en los bolsillos del otro y discutiendo cada decisiĂłn, sin importar cuĂĄn Ă­ntima sea. Agregar bombas sexuales visitantes es similar a cĂłmo las comedias usan estrellas invitadas. Y ningĂșn malentendido es tan grande que no se pueda disipar con una broma o un beso.

“Grumpier Old Men” no es muy convincente, aunque probablemente sea imposible no apreciar a Matthau y Lemmon actuando juntos.

Suena como lo que realmente deberĂ­a ser, un piloto de comedia. Al final de la pelĂ­cula, los dos Grumps se casaron, asĂ­ que supongo que no habrĂĄ otra secuela, a menos que le pase algo trĂĄgico a una de las esposas, o la de los Grumps comience a divertirse. ÂĄOye, mira allĂ­, al otro lado de la calle! ÂżNo se va a mudar Joan Collins?

Deja un comentario