Reseña de la película Lords of Dogtown (2005)

Ahora tenemos «Lords of Dogtown», una película de ficción basada en el mismo material y escrita por Peralta. Esta película no solo es innecesaria, sino que sus debilidades subrayan la fuerza del documental. Cómo y por qué Peralta encontró tantas imågenes antiguas de patinetas en 1975 es un misterio, pero pudo darnos una buena idea de esos niños en esa época. Aunque Catherine Hardwicke, la directora de «Lords of Dogtown», tiene un buen sentido de los tiempos y hace lo que puede con sus actores, hemos visto los originales, y no son los originales. Nadie en la película de ficción realiza acrobacias tan espectaculares como las que vemos en el documental.

El hilo comĂșn sigue siendo el mismo. Los niños viven en lo que entonces era uno de los barrios marginales que quedaban junto al mar, a lo largo de la costa de la costosa zona de MalibĂș. La playa estaba dominada por surfistas, pero por la tarde, cuando las olas calmaban, algunos de los surfistas, o sus hermanos menores, se divertĂ­an en patinetas. Un dĂ­a, Skip Engblom, el dueño de la tienda, ideĂł una innovaciĂłn clave, las ruedas de poliuretano: “Se pegan”. Con la tracciĂłn adicional, los Z-Boys intentan patinar por los lados del gran canal de drenaje abierto que atraviesa el ĂĄrea. Luego viene una lluvia de ideas: debido a una sequĂ­a, las piscinas de la regiĂłn se vaciaron. Los niños empezaron a «tomar prestadas» piscinas cuando los propietarios no estaban, para patinar por los lados curvos.

Emile Hirsch interpreta a Jay Adams, Tony Alva interpreta a Victor Rasuk y John Robinson interpreta a Stacy Peralta, quien con su largo cabello rubio a menudo aparece en las revistas de skate emergentes. Todos parecen pĂĄlidas imitaciones de los originales, como deberĂ­an ser. Heath Ledger interpreta a Skip, su mentor, que patrocina al equipo Zephyr, les regala sus primeras camisetas invaluables y, finalmente, drogado y borracho, termina haciendo tablas de surf en la trastienda de otra persona. Pero Ă©l fue el catalizador.

Deja un comentario