Reseña de la película Los Picapiedra en Viva Rock Vegas (2000)

La historia no es una secuela de «Los Picapiedra» (1994), sino una precuela, que recuerda aquellos días de la infancia cuando Fred y Wilma Flintstone se conocieron y se enamoraron por primera vez. Fred es interpretado esta vez por Mark Addy, el tipo mås duro de «The Full Monty». Su mejor amigo Barney Rubble es interpretado por Stephen Baldwin, quien recita sus líneas como si esperara que Fred le pidiera que viniera a jugar, pero teme que no lo harå. Al comienzo de la película, Fred y Barney encontraron trabajo en la cantera y se establecieron en una vida de extracción de rocas, que su mundo ya no parece necesitar, pero lo que sea.

Mientras tanto, en una trama paralela, Wilma Slaghoople (Kristen Johnston) se resiste a las estratagemas de su madre (Joan Collins) para que se case con el millonario Chip Rockefeller (Âżentiendes?). Huyendo de su barrio adinerado, termina trabajando en un autocine (Bronto King) con Betty O’Shale (Jane Krakowski), y pronto los dos conocen a Fred y Barney.

Hay química instantånea y las dos parejas pasan un fin de semana en Rock Vegas. Jealous Chip (Thomas Gibson) espera allí para frustrar el romance y poner sus manos en la fortuna de Slaghoople. Su co-conspirador es una belleza de coro llamada Roxie (segundo graduado de la ciudad Alex Meneses), cuyas rocas son insuperables. La secuencia de Vegas cobra vida con una interpretación de la banda sonora de «Viva Las (and-or Rock) Vegas», de Ann-Margret.

Otra historia involucra a Gazoo (Alan Cumming), un extraterrestre que llega en un platillo volador. Se ve exactamente como un movimiento desesperado para desarrollar una trama poco inspiradora con un personaje poco interesante. La pelĂ­cula no serĂ­a mejor ni peor sin Gazoo, que es un comentario tanto de Gazoo como de la pelĂ­cula, creo.

Se ha teorizado que el juego de palabras es la forma mĂĄs baja de humor. Esta pelĂ­cula prueba que esta teorĂ­a estĂĄ equivocada. Hay una forma de humor inferior: los chistes de pedos de dinosaurios. El juego de palabras es la segunda forma mĂĄs baja de humor. La tercera forma mĂĄs baja son los juegos de palabras minuciosos, como cuando nos enteramos de que los artistas principales de Rock Vegas incluyen a Mick Jagged y los Stones.

Minuto a minuto de cansancio, la pelĂ­cula continĂșa su fatigado camino hasta su triste final, como si todos llevaran chanclos de hormigĂłn, que llegan a pensar que pueden ser. La primera pelĂ­cula no fue una obra maestra, pero fue mucho mejor que esta. Elizabeth Taylor ocupĂł su lugar para una reina de belleza envejecida pero glamorosa. Esta vez es Joan Collins. AsĂ­ como Collins es para Taylor, «Los Picapiedra en Viva Rock Vegas» es para «Los Picapiedra».

Deja un comentario