Que de Series Peliculas Rese√Īa de la pel√≠cula Nocturnal Animals (2016)

Rese√Īa de la pel√≠cula Nocturnal Animals (2016)

S√©, por leer las respuestas a la pel√≠cula cuando se proyect√≥ en el Festival de Cine de Toronto, que algunos cr√≠ticos estaban muy enojados con las im√°genes iniciales de la pel√≠cula, que se reproducen en sus cr√©ditos iniciales. No voy a ser t√≠mido aqu√≠: estas son fotos de una serie de mujeres desnudas ataviadas con trajes de porristas, agitando pompones y empu√Īando velas encendidas y cosas por el estilo. El problema es que estas mujeres desnudas son, por ejemplo, obesas m√≥rbidas, a veces hasta el punto de parecer distorsionadas o mutiladas, y las tomas son, no deber√≠a sorprendernos saberlo, en c√°mara lenta.

Como observ√© cuando escrib√≠ sobre la pel√≠cula en septiembre en el Festival de Cine de Venecia, dije que las im√°genes no son libres o, deber√≠a haber dicho, sin justificaci√≥n dieg√©tica. (Esta rese√Īa se basa en los pensamientos y las palabras que tuve sobre la pel√≠cula durante esta proyecci√≥n en septiembre). Las porristas son parte de una exhibici√≥n de arte conceptual comisariada por Susan d’Amy Adams, propietaria de una galer√≠a del mundo del arte de Los √Āngeles. Susan es hermosa, altiva, vive un estilo de vida extravagante financiado en gran parte, suponemos, por su esposo Hutton, jugado con el conocimiento nacido en privilegio por Armie Hammer, y total, absolutamente miserable. Despu√©s de abrir, Susan se hace un desagradable corte del papel al abrir un paquete: el manuscrito de una primera novela de Edward Sheffield, el primer marido de Susan. Ella est√° perturbada por el paquete y la nota que lo acompa√Īa. Tan preocupada que impulsivamente, indirectamente, se revela a uno de sus muchos asistentes personales y le pregunta a ese asistente si sus elecciones de vida podr√≠an reducirse a un terrible error. La asistente, que a√ļn no ha tomado ninguna decisi√≥n crucial en la vida, no tiene idea de lo que Susan est√° hablando.

Susan pronto se establece con la novela de Edward. En este punto de la pel√≠cula meticulosamente elaborada y dirigida, surge una narrativa aparentemente paralela. Tony Hastings, un refinado y culto padre de familia, interpretado por Jake Gyllenhaal, emprende un viaje por el oeste de Texas con su encantadora esposa (Isla Fisher) y su encantadora pero generalmente descontenta hija adolescente (Ellie Bamber). En el camino a altas horas de la noche, Tony y su familia tienen una discusi√≥n exactamente con el tipo de personas con las que no quieres tener una discusi√≥n de ninguna manera. Desde atr√°s, de lado y de frente, tres derrochadores amplificados liderados por un tipo esquizoso llamado Ray (Aaron Taylor-Johnson, en un papel que le otorgar√° el cr√©dito leg√≠timo que ha perseguido, de vez en cuando, durante bastante tiempo), acosan Tony y su coche hasta que ambos se salgan de la carretera. Las cosas van de mal en peor en una secuencia que ha sido una de las m√°s vergonzosas en una pel√≠cula de Hollywood desde, quiz√°s, ¬ęBlue Velvet¬Ľ. Sabemos, o al menos podemos inferir, que no es real, que en realidad es dos grados de irreal, porque lo que est√° sucediendo es una versi√≥n cinematogr√°fica de la novela que envi√≥ Edward. La novela que Edward dedic√≥ a Susan.

Deja un comentario

Related Post