Rese√Īa de la pel√≠cula On the Golden Pond y resumen de la pel√≠cula (1981)

La historia de ¬ęOn Golden Pond¬Ľ comienza con la llegada de un matrimonio de muchos a√Īos (Henry Fonda y Katharine Hepburn) a la caba√Īa junto al lago donde pasaron el verano durante muchos a√Īos. Se conocen muy bien. Hepburn, por supuesto, conoce a Fonda mejor que a ella, o a s√≠ mismo, para el caso. Fonda es un viejo profesor gru√Ī√≥n y gru√Ī√≥n cuya fachada esconde mucha timidez, sospechamos. Hepburn lo sabe. Poco despu√©s, aparecen tres personas m√°s en el estanque: su hija (Jane Fonda), su prometido (Dabney Coleman) y su hijo (Doug McKeon).

Este es el primer acto. En el segundo acto se establecen conflictos. Jane Fonda siente que su padre nunca le dio realmente lo que le correspond√≠a: quer√≠a un hijo, o tal vez nunca entendi√≥ realmente c√≥mo ser padre, de todos modos. Jane les dice a sus padres que pasar√° un mes en Europa con Coleman y, ah, ¬Ņestar√≠a bien si dejaran al ni√Īo en el lago? Hepburn se lo cuenta al anciano. En los pasajes centrales de la pel√≠cula, el anciano y el ni√Īo se mueven a rega√Īadientes hacia alg√ļn tipo de comunicaci√≥n y confianza. Hay una crisis que involucra un accidente de navegaci√≥n y una resoluci√≥n que acerca a todos a darse cuenta de que la vida es algo precioso y fr√°gil. Al aprender a relacionarse con el ni√Īo, la anciana Fonda aprende, tard√≠amente, tambi√©n a confiar y comunicarse con su propia hija: el ni√Īo le da a Henry la pr√°ctica de c√≥mo ser un padre. En √ļltima instancia, existe el tipo de final feliz que algunas personas lloran.

Considerado simplemente como una trama esc√©nica, ¬ęOn Golden Pond¬Ľ es tan predecible que casi podemos escuchar el crujir de los engranajes. Cuarenta y cinco minutos despu√©s de que comience la pel√≠cula, casi todos en la audiencia probablemente pueden predecir m√°s o menos lo que les suceder√° a los personajes, emocionalmente. Y, sin embargo, ¬ęOn Golden Pond¬Ľ trasciende su previsibilidad y el papel transparente del joven, y se convierte en una pel√≠cula con pasajes de grandeza.

Es por la actuaci√≥n, en primer lugar, pero tambi√©n porque Ernest Thompson, quien escribi√≥ una pieza de esa f√≥rmula, le proporcion√≥ varias escenas maravillosas. Una conversaci√≥n entre el viejo Henry Fonda y el joven Coleman es un primer indicio de que esta ser√° una pel√≠cula inusual: un hombre de cuarenta y cinco a√Īos le pide permiso a un hombre de ochenta para dormir en la misma habitaci√≥n que la hija del hombre, y despu√©s del El anciano toma la pregunta como una excusa para un cruel menosprecio, la conversaci√≥n toma un giro completamente inesperado en palabras de pura verdad. Es una buena escena. Lo mismo ocurre con algunas de las conversaciones entre Hepburn y Fonda. Y tambi√©n lo son algunas escenas notables relacionadas con el accidente del barco, en las que no hay duda de que Hepburn, a su edad, hace algunas de sus propias acrobacias. En momentos como este, la fama, la capacidad de actuaci√≥n, el car√°cter, la situaci√≥n, y lo que el p√ļblico ya sabe sobre los actores, se unen en una combinaci√≥n irremplazable.

Deja un comentario

Rese√Īa cinematogr√°fica y resumen cinematogr√°fico de Heathers (1989)

La adultez podría definirse como el proceso de aprender a ser sorprendido por cosas que no impactan a los adolescentes, pero esta no es una noción que le vino a

Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Wonderland (2000)

Vi esta pel√≠cula casi al mismo tiempo que ech√© un nuevo vistazo a ¬ęNashville¬Ľ (1975), la pel√≠cula Nested Lives de Robert Altman. Altman se ha aventurado a menudo en estas

Smokey and the Bandit II (1980) rese√Īa de la pel√≠cula

Reed era el conductor del semirremolque. Reynolds era Bandit, el explorador avanzado con radio CB para alertar a Reed de las trampas colocadas por Smokey, que era un sheriff apoplético