Que de Series Peliculas Reseña de la película Opus de Mr. Holland (1995)

Reseña de la película Opus de Mr. Holland (1995)

Cada maestro tiene sus alumnos favoritos y el Sr. Holland tiene varios. Uno es un miembro de la banda desesperadamente talentoso (Alicia Witt). El Sr. Holland no puede hacerla talentosa, pero puede restaurar su autoestima, y ​​ella reaparece muchos años despuĂ©s como una mujer que ha aprendido mucho mĂĄs que mĂșsica en su clase. Otra es una estudiante hermosa y talentosa (Jean Louisa Kelly), que tiene la mirada puesta en
show biz, y que se enamora de Mr. Holland, que tiene que caminar por una delicada cuerda floja emocional con un final que no siempre estĂĄ a la vista.

Si bien gran parte de la película involucra al Sr. Holland ayudando a sus estudiantes a madurar, el personaje del hijo, Cole, ofrece un contrapunto: una forma para que el Sr. Holland crezca y acepte tanto a su hijo como a su vida. Algunos de ellos son dolorosos entre ellos, y una escena posterior, donde el Sr. Holland canta «Beautiful Boy» de John Lennon a Cole, es muy conmovedora.

Richard Dreyfuss, que a veces es demasiado exuberante, encuentra aquĂ­ los tonos que se adaptan al Sr. Holland, desde la juvenil confianza en sĂ­ mismo hasta la dulzura de la edad. Sus transformaciones fĂ­sicas a lo largo de 30 años siguen siendo convincentes. Glenne Headly tiene un papel mĂĄs ingrato como mujer, pero mĂ­rala manejar la escena en la que de repente ve algo que no habĂ­a sospechado y sabe intuitivamente cĂłmo lidiar con eso. El elenco de apoyo es fuerte, especialmente Jay Thomas como entrenador de fĂștbol que se convierte en el amigo de toda la vida de Holland.

Viendo esta pelĂ­cula, cayendo en su ritmo, disfrutando de su barrida, no pude evitar recordar a mis propios profesores de secundaria. Sentado aquĂ­ en el teclado, comencĂ© una lista de sus nombres, solo para darme cuenta de que tĂș tienes tu propia lista. IncreĂ­ble, cĂłmo recuerdo claramente su excelencia y paciencia. Una anĂ©cdota servirĂĄ. Stanley
Hynes, quien nos enseñó a Shakespeare, siempre nos llamĂł «Mr.» y «Miss», como lo harĂ­a un profesor universitario, y de alguna manera trajo mĂĄs seriedad a «Macbeth» y «Julius Caesar», que eran mundos nuevos e inexplorados para nosotros. Cambiar el plan de estudios para hacerlo mĂĄs ‘contemporĂĄneo’ y ‘relevante’ es una injusticia para los estudiantes, cuyas vidas se volverĂĄn relevantes a medida que la escuela secundaria los aliente a superarse a sĂ­ mismos y escapar de lo contemporĂĄneo a lo contemporĂĄneo. Mr. Hynes lo sabĂ­a. Lo mismo ocurre con «Mr. Holland’s Opus».

Deja un comentario

Related Post