Que de Series Peliculas Reseña de la película Role Models y resumen de la película (2008)

Reseña de la película Role Models y resumen de la película (2008)

EstĂĄn en problemas y estĂĄn asignados al servicio comunitario. Sweeny (Jane Lynch), la femme en charge du programme, aurait pu ĂȘtre votre type habituel d’infirmiĂšre Ratched, mais Ă  la place, c’est une brillante invention comique, une ancienne grosse coke du village avec des tatouages ​​sur le brazo. No sĂ© por quĂ©, pero siempre me ha gustado escuchar a una mujer bonita de mediana edad decir: «No puedes engañar a un toro».

Danny y Wheeler son nombrados mentores en un programa tipo Gran Hermano para jĂłvenes alborotadores. AquĂ­, la pelĂ­cula es inventiva. Los hĂ©roes reciben un orinal y un nerd, pero no como los que has visto antes. Danny se queda con Augie (Christopher Mintz-Plasse), cuya vida estĂĄ completamente absorbida en un juego de fantasĂ­a medieval en el que «ejĂ©rcitos» con disfraces extraños luchan en parques con espadas falsas. En su mayorĂ­a hay adolescentes mĂĄs jĂłvenes y hombres solteros con barbas de montaña. Una especie de combinaciĂłn de Dragones y Mazmorras y pederastia. Wheeler dibuja a Ronnie (Bobb’e J. Thompson), un rebelde atrevido que tiene unos 10 años y aĂșn no ha crecido. Ronnie no solo conoce todas las malas palabras, sino que las puede decir con la gran confianza de Chris Rock a toda velocidad. Bobb’e J. Thompson tendrĂĄ su propio programa en Comedy Central antes de cumplir 25 años.

Así que estos dos magníficos actores jóvenes pasan por todas las etapas de una trama formulada, pero una trama formulada funciona si te ríes de la trama y no notas la fórmula. Hay personajes secundarios muy bien dibujados, incluido el pomposo Rey Argotron (Ken Jeong). Él reina sobre este universo, y sus miembros lo toman muy, muy en serio, llegando incluso a alimentarlo con un tenedor y limpiarle la barbilla con una servilleta en una casa de panqueques.

Luego estĂĄ Beth (Elizabeth Banks, Miri en Zack), la novia de Danny, que rompe con Ă©l despuĂ©s de insultar a una camarera de un cafĂ© italiano. Él le grita por llamar veinte a un cafĂ© mĂĄs grande. ÂĄNo es italiano! (Es francĂ©s, pero tal vez dijo venti. Veinte onzas, ya ve.) De cualquier manera, Beth estĂĄ harta de su ira y su mal humor. Ronnie los ayuda a reunirse despuĂ©s de mirar accidentalmente sus «tetas». EstĂĄ extasiado. Antes, Ă©l y Danny habĂ­an comenzado a salir por primera vez cuando Danny le dijo: «Recuerda, por cada hombre en el mundo hay mĂĄs o menos dos locos». Un joven con problemas necesita todo el aliento que pueda recibir.

Lo interesante de Medieval Fantasy Warfare es que los jugadores se lo toman con una seriedad mortal. No es un juego, es el juego de su vida. Cuando son heridos por una espada, estĂĄn muertos, y lo insoportable es que todavĂ­a estĂĄn vivos para saber que estĂĄn muertos y escuchar el desprecio de sus enemigos. El castigo es que ya no pueden jugar. Oh, es pesado. Recuerda esa historia de hace unos años sobre los estudiantes que jugaban un juego fantĂĄstico en los tĂșneles y alcantarillas debajo de un campus, y algunos de ellos se perdieron o murieron, no puedo recordar cuĂĄl?

Todo se resuelve finalmente de manera satisfactoria, como exige la fórmula. Pero como sus problemas eran un poco mås profundos de lo habitual en este género, nuestro disfrute es un poco mayor. No hasta el punto de aplaudir, ya sabes. Pero en el punto en el que pensamos, oye, me gustó un poco.

Estaba hablando de la actitud del pequeño Ronnie. Me gusta este intercambio:

Ronnie: ChĂșpalo, «¥Juegos de renos!»

Danny: No soy Ben Affleck.

Ronnie: TĂș blanco, luego Ben Affleck.

Deja un comentario