Reseña de la película Safety of Objects (2003)

Ahora su madre Esther (Glenn Close) lo cuida, le lee, le habla, espera que recupere la conciencia. Su padre Howard (Robert Klein) no estĂĄ involucrado en este proceso, habiendo descartado a su heredero como una mala inversiĂłn, pero escuche cĂłmo Esther le habla a Howard: «Nunca le pusiste los ojos encima. ÂżCĂłmo crees que es?». se siente? » El diĂĄlogo hace reĂ­r al pĂșblico despiadado, pero Âżdebe ser divertido, irreflexivo, irĂłnico, tierno o quĂ©? La pelĂ­cula no nos ayuda mucho a responder esta pregunta. En otro gĂ©nero cinematogrĂĄfico, la vigilia junto al lecho de la madre nos conmoverĂ­a profundamente. En un gĂ©nero cinematogrĂĄfico muy diferente, como ‘Talk to Her’ de Pedro AlmodĂłvar, que trata sobre dos hombres junto a la cama de las dos mujeres en coma que aman, captarĂ­amos el tono extrañamente triste que va mĂĄs allĂĄ de la ironĂ­a a una especie de melodramĂĄtico sincero. exceso. Pero aquĂ­, bueno, sabemos que el personaje de Glenn Close es sincero, pero no podemos decir lo que piensa la pelĂ­cula sobre ella, y sospechamos que Ă©l puede sentirse un poco mĂĄs superior a ella que Ă©l.

Escrita y dirigida por Rose Troche, basada en historias de AM Homes, «La seguridad de los objetos» clava mås clavos en el cadåver no muerto del sueño suburbano. Las películas de Dread Suburb son tan aterradoras que uno se pregunta por qué no todos las rechazan, como las multitudes en el primer plano de las películas de monstruos japoneses.

«The Safety of Objects» atraviesa sus påramos emocionales en una atmósfera agridulce y elegíaca. Conocemos a un abogado llamado Jim Train (Dermot Mulroney), que no estå asociado con su bufete de abogados, sale furioso y no tiene el valor de decírselo a su esposa Susan (Moira Kelly). Ninguno de los dos sabe que su hijo pequeño Jake (Alex House) estå teniendo una aventura, sí, un verdadero noviazgo, con una muñeca Barbie.

Al lado estĂĄ Helen (Mary Kay Place), quien, si realmente va a pasar el resto de su vida saliendo con hombres callejeros para tener sexo rĂĄpido, deberĂ­a desarrollar aĂșn mĂĄs su estilo. Parece desesperada, aunque hay una escena encantadora en la que grita un farol de un idiota que logra levantarla, y termina con la tarea de explicar por quĂ©, si realmente esperaba traer a alguien de vuelta. casa es tan una pocilga.

Veamos quiĂ©n mĂĄs vive en las calles. Annette, el personaje de Clarkson, le da un discurso inequĂ­voco a un manitas, quien capta el mensaje, lo rechaza, pero amablemente le agradece la oferta. Annette est pathĂ©tique envers les hommes : elle pardonne tout Ă  son ex-mari, mĂȘme lorsqu’il saute sa pension alimentaire, et laisse un enfant s’en tirer en la traitant de perdante parce qu’elle ne peut pas se permettre un camp d ‘Verano.

Deja un comentario