Que de Series Peliculas Reseña de la película Sausage Party y resumen de la película (2016)

Reseña de la película Sausage Party y resumen de la película (2016)

En realidad no, resulta que esta canciĂłn es la Ășnica original de la pelĂ­cula. Pero dado que las salchichas y los bollos luego se involucran en un intercambio de charlas sucias que hace que Cartman en «South Park: Bigger, Longer and Uncut» se parezca a Joel Osteen, «Sausage Party», dirigida por Greg Tiernan y Conrad Vernon a partir de un guiĂłn de Rogen, Goldberg, Ariel Shaffir y Kyle Hunter, con el crĂ©dito de la historia para el actor de voz y productor ejecutivo Jonah Hill, es espectacularmente implacable en su lenguaje grosero y sexual y expande la metĂĄfora de una tienda de comestibles antropomĂłrfica en un territorio que usted y yo tal vez ni siquiera tengamos. imaginado. Es decir, el villano de la pelĂ­cula, o mĂĄs bien el Ășnico villano no humano, es un producto de higiene femenina extremadamente furioso expresado por Nick Kroll.

Una vez en una entrevista, Kevin Smith, muy gracioso, me dijo: «La comedia es tan subjetiva». Tengo que ser honesto aquĂ­ y decir que la comedia de «Sausage Party» nunca llegĂł a estar en lĂ­nea para mĂ­. Me siento mal por esto, porque el elenco de voces no solo contiene actores sĂșper talentosos, sino tambiĂ©n conocidos amistosos que resultan ser actores sĂșper talentosos. “Tal vez me gustarĂ­a que todavĂ­a fumara marihuana”, pensĂ© en un momento. El principal impulsor de la pelĂ­cula, Rogen, es un dux de humor fumeta, y muestra una disciplina increĂ­ble en esta pelĂ­cula al mantener la primera broma en el cĂ©sped durante veinte minutos. Lo felicito por eso. Y supongo que es bastante gracioso que «lo imperecedero», tres artĂ­culos comestibles que hacen que Rogen hable con franqueza con Frank sobre el hecho de que los dioses y la gran vida despuĂ©s de la muerte son solo mitos y fuera del supermercado, solo hay muerte y consumo, su rumor. estĂĄ fumando en un kazoo. Pero yo no sĂ©. Incluso cuando fumaba hierba, nunca fue mi cosa favorita. Y la estructura alegĂłrica de la comunidad de abarrotes – un bagel parlante nebuloso y un trozo de pan plano con perilla beligerante reemplaza el conflicto israelĂ­ / palestino, por ejemplo, y el chucrut nazi hace ruidos para eliminar «el jugo» – me golpeĂł principalmente como un oportunista estratagema para salirse con la suya con mucho humor Ă©tnico grosero. El diseño visual de la imagen era igualmente tosco y feo, aunque el hecho de que una de las figuras humanas pareciera haber salido de un panel de cĂłmics de Peter Bagge me dio pistas de que se podrĂ­a haber logrado algo un poco mĂĄs nĂ­tido, si tan solo … bueno, de nuevo no lo sĂ©.

La película cobra impulso cuando un grupo de francos «elegidos» se encuentran con su macabro destino: todos menos uno, el atrofiado Barry (Michael Cera), que escapa y se encuentra en las garras de un drogadicto que, después de inyectarle un baño de sal cocida (no realmente) es capaz de ver la cuarta dimensión y darse cuenta de que su comida tiene conciencia. Esta preocupación por la «metafísica transdimensional», como la llamó uno de mis colegas en una discusión posterior a la proyección, saca a la película de la dirección del ateísmo eståndar de Bill-Maher que pensé que iba. Pero de nuevo, no lo compré del todo. Tomé muchas drogas en ese entonces, pero en mi breve exploración de los psicodélicos, nunca tuve la epifanía de que los comestibles producidos en masa tenían sensibilidad. Quizås fue solo mala suerte de mi parte. Una vez, mientras viajaba en una fiesta de fin de semana en Connecticut, obtuve pistas del cósmico ver las garrapatas de los ciervos explotar por el calor en el patio de la casa en la que me estaba quedando. Pero nunca una bolsa parlante de patatas fritas.

De cualquier manera, este lĂ­o continĂșa hasta el final de la pelĂ­cula, la Ășnica parte que me hace reĂ­r. Su kilometraje puede variar, como dicen. AdemĂĄs, abrazos, no drogas.

Deja un comentario

Related Post