Que de Series Peliculas Reseña de la película Tea with Mussolini (1999)

Reseña de la película Tea with Mussolini (1999)

Como se abre la película a principios de la década de 1930, se nos dice que los italianos y los britånicos tienen una historia de amor mutuo. Lo vemos reflejado en la vida cotidiana de un grupo de excéntricas mujeres britånicas mayores de cierta edad, que se encuentran en el salón de té de Doney y en la Galleria Uffizi para charlar, sobre todo entre ellas. Después de que el padre de Luca le ordena a Mary que lo lleve de regreso al orfanato, ella descubre que se preocupa demasiado por él y, en cambio, lo lleva a vivir con ella. Y así el joven Luca se sumerge en las intrigas y pasiones artísticas de las «Scorpioni», que es el apodo de las damas britånicas con un espíritu mordaz.

Estas damas son interpretadas por un elenco tan ecléctico como entrañables. La gran dama de Scorpios es Lady Hester (Maggie Smith), la viuda del ex embajador britånico. El alma artística del grupo es Arabella (Judi Dench), quien informa al joven Luca, «Me calenté las dos manos frente a los fuegos de Miguel Ángel y Botticelli». El excéntrico mås visible, en una congregación extravagante, es Georgie (Lily Tomlin), una arqueóloga que trabaja entre las ruinas con pantalones y overoles que combinan con sus inclinaciones alegremente lesbianas. Mary parece casi normal en este negocio, una mujer amable que se sostiene escribiendo un italiano florido en un inglés razonable.

Y luego estå Elsa Morgenthal (Cher), una extravagante estadounidense que entra y sale de Florencia como una tormenta de verano. Es una coleccionista de arte, cuyas compras son financiadas por un marido adinerado y ausente (que es «demasiado tacaño para meter a una pobre niña en un pequeño Picasso»). Parecida a Peggy Guggenheim, quien ha establecido su sede en Venecia, Elsa es ruidosa, extravagante y lo suficientemente imprudente como para enamorarse de su conductor, un matón de pelo de charol que vende su arte falso, le roba su dinero y cuando llega el momento. , la traiciona a los fascistas. El personaje de Luca estå un poco abrumado por todas estas personalidades descomunales y, de hecho, la película podría haber sido mejor sin él. Sí, se supone que Luca sea Zeffirelli, y el director cuenta su propia historia, pero parece habitarla principalmente como un observador. Los dos actores contratados para interpretar a Luca no tienen mucho que decir, y aunque como un joven Luca se une a la Resistencia, esta actividad consiste principalmente en esconderse detrås de los årboles y aparecer cuando lo requiere la trama. Zeffirelli puede mirar a través de los ojos de Luca, pero no en un espejo.

Deja un comentario

Related Post