Rese√Īa de la pel√≠cula Tears of the Black Tiger (2007)

Todo se desarrolla en escenarios de sonido ultra estilizados (y lugares de tonos chillones que se asemejan a escenarios) de lo que podr√≠a ser una producci√≥n teatral expresionista tailandesa de ¬ę¬°Oklahoma!¬Ľ En una primera escena de tiroteo, en un campo al atardecer, Sasanatieng se asegura de que puedas escuchar el eco del propio teatro mientras los actores proyectan sus l√≠neas en el balc√≥n.

La historia es como una cadena de luces de colores enredadas, puramente decorativas pero bonitas a la vista. Comienza en el medio, luego se mueve hacia adelante y hacia atr√°s, con m√°s flashbacks que un programa de reuni√≥n de Dead. En resumen, el pobre joven Seua Dum (Suwinit Panjamawat) se une al apuesto joven Rumpoey (Stella Malucchi), pero un desafortunado evento los separa. Diez a√Īos despu√©s, se reencuentran brevemente y se declaran su amor, pero circunstancias m√°s desafortunadas intervienen para separarlos.

Dum se enamora de los bandidos y gana notoriedad como Rapid Fire Black Tiger (ahora interpretado por Chartchai Ngamsan), mientras que el padre de Rumpoey arregla su compromiso con el capit√°n de polic√≠a Kumjorn (Arawat Ruangvuth), quien jura matar o detener a todos los bandidos, incluido uno, segundo arma m√°s r√°pida en el Este y rival del Tigre Negro, Mahasuan (Supakorn Kitsuwon, luciendo un bigote que parece haber sido hecho con jirones de cinta aislante un poco torcido cuando est√° borracho), hace un juramento frente a Buda de ser fiel a el Tigre Negro despu√©s de que este √ļltimo le haya salvado la vida. Se producen peleas, traiciones, reencuentros y explosiones. (Estos vaqueros llevan algo m√°s que pistolas; ¬°tienen ametralladoras y bazucas!) En realidad, no hay forma de saberlo, porque los westerns, las malditas historias de amor y las series complicadas (los ingredientes principales de este salto cursi) se han basado durante mucho tiempo en lograr que el p√ļblico reaccione. emocionalmente a personajes y situaciones evidentemente artificiales, si no absurdos. . C’est l’une des raisons pour lesquelles nous aimons les images de genre : ils ont toujours √©t√© conscients d’eux-m√™mes dans une certaine mesure, et c’est doublement satisfaisant quand ils suivent les r√®gles et les reconnaissent (ou les trompent ), tambi√©n.

La cocina tailandesa es famosa por su combinaci√≥n de sabores: salado, dulce, picante y salado. Y lo mismo ocurre con ¬ęTears of the Black Tiger¬Ľ, que mezcla g√©neros, tonos y estilos de pel√≠culas para lograr un efecto similar. Y los colores, especialmente los colores. La pel√≠cula es un derroche de turquesa tropical, magenta y rosa, aderezado con cal√©ndula, rojo y verde. Jurar√≠a que se sumergi√≥ en una salsa de tamarindo picante. (Los colores se lograron, dijo el director, primero con pintura e iluminaci√≥n, luego ajustando el video digital-Betacam antes de volver a la pel√≠cula de 35 mm).

Deja un comentario