Rese√Īa de la pel√≠cula The Adjustment Bureau (2011)

Podr√≠as pensar, pero ¬ęThe Adjustment Bureau¬Ľ revela un nivel oculto de realidad mediante el cual los jugadores pueden ser eliminados del juego. David se enfrenta en un espacio industrial cavernoso y advierte que si no se pone de pie, su memoria se borrar√° . A este espacio se llega por una puerta a un lugar que no tiene ninguna posibilidad l√≥gica de existencia; debe ser como la c√°mara m√°s all√° de J√ļpiter en ¬ę2001¬Ľ, que fue convocada por una mayor inteligencia para dar la ilusi√≥n de un espacio familiar a un sujeto inconsciente.

La trama se convierte en un juego mental del gato y el ratón, en el que David y Elise, enamorados y sintiéndose destinados el uno al otro, intentan burlar o escapar de los hombres con disfraces y sombreros. Es divertido, y como Matt Damon y Emily Blunt tienen una relación fácil, no suena tan absurdo como parece. Debajo de sus aparentes niveles de ciencia ficción, una comedia romántica acecha aquí.

Si eres como yo, crees que el universo de esta pel√≠cula est√° dirigido por un dise√Īador singularmente ineficiente. No hay lugar para el azar en la predestinaci√≥n. Si hay un plan, no puede permitir el bricolaje. Existe un conocido precepto de ciencia ficci√≥n que advierte que si viajas lo suficientemente lejos en el tiempo y pisas el error equivocado, podr√≠as acabar con el futuro. Cuando conocemos a un asesor senior muy, muy serio llamado Thompson (Terence Stamp), comenzamos a sospechar que su empleador tiene delirios de grandeza.

Thompson da la impresi√≥n de estar firmemente en control y saber todos los botones correctos para presionar, pero su problema es que David y Elise han visto detr√°s de la cortina y se dan cuenta de que no tienen que ser los √ļnicos instrumentos de un plan. Incluso existe la intrigante posibilidad de que los propios Ajustadores tengan cierta libertad de elecci√≥n.

¬ęThe Adjustment Bureau¬Ľ es una pel√≠cula buena e inteligente que podr√≠a haber sido genial si hubiera sido un poco m√°s atrevida. Sospecho que los realizadores se mostraron reacios a ir demasiado lejos en sus implicaciones. Lo que David y Elise quieren decir con sus aventuras, creo, es que todos estamos en el mismo barco y estamos solos. Si sigue esto hasta el final, las implicaciones son peligrosas para algunas religiones, no para todas. Sin embargo, a corto plazo, la pel√≠cula es un tipo de entretenimiento reconfortante.

Deja un comentario