Rese√Īa de la pel√≠cula The Butcher’s Wife (1991)

Una voz en el interior anuncia que es el hombre quien debe ser su marido, por lo que se mete en el agua, se sube al bote, besa al hombre sorprendido y le informa este hecho. Se inclina a estar de acuerdo con ella y en dos días se casan. El hombre se llama Leo Lemke, es un carnicero en Greenwich Village, y Marina viaja al norte con él y ocupa su lugar detrás del mostrador de la carnicería. Ella está feliz de ser la esposa del carnicero.

Hasta este punto, y en algunas escenas posteriores, ¬ęLa esposa del carnicero¬Ľ se desarrolla con serena certeza. La pel√≠cula tiene fe en su fantas√≠a, y nosotros tambi√©n. Demi Moore es c√°lida y tierna como Marina, una mujer sencilla, de voz suave, con acento sure√Īo y un lenguaje directo que parece atravesar confusiones y dificultades.

George Dzundza es un carnicero leal, amable, sensible y cari√Īoso. Estuvo soltero hasta los cuarenta, y si no hubiera hecho ese viaje de pesca al sur, todav√≠a estar√≠a soltero.

Pero ahora una esposa ha caído del cielo para él, y las mismas estrellas parecen bendecir su matrimonio.

Así, la película pierde la fe en el impulso de su inspiración original y recurre a los mecanismos de las fórmulas de la escritura de guiones. El Carnicero, como ve, es corpulento y calvo y casi tan simple como Gene Hackman. Entonces, obviamente, en el espíritu de Hollywood, no ha subido lo suficiente en la escala de atractivo personal para merecer a Demi Moore. Debe haberse cometido un error. La trama desarrolla una compulsión por reasignarla a un hombre más guapo, y aquí es donde la película sale mal.

Hay un psiquiatra que trabaja al otro lado de la calle en esta calle en Greenwich Village que se construyó en un escenario de sonido y en su mayoría contiene personajes de la historia. Lo interpreta Jeff Daniels, no sé cuánto hace bien a sus pacientes, pero básicamente es un buen tipo. Empieza a oír hablar de esta mujer psíquica que se ha instalado detrás del mostrador de la carnicería.

Ella comienza a dar consejos a sus pacientes y ellos comienzan a seguirlos. No es bueno para los negocios.

Entre los pacientes potenciados por las intuiciones ps√≠quicas se encuentra Stella Kefauver (Mary Steenburgen), una mujer violenta que se encoge y que siempre ha so√Īado con cantar en un club nocturno. ¬°Atr√©vete a hacer realidad tu sue√Īo! aconseja el carnicero. Y un d√≠a, en una de las mejores escenas de la pel√≠cula, canta una antorcha con tanta gracia y sentimiento que nos inspira a ver a Mary Steenburgen de nuevo. Pero luego el psiquiatra y la esposa del carnicero se encuentran para discutir estos asuntos, y por supuesto est√° claro que tarde o temprano terminar√°n abrazados.

Deja un comentario