Que de Series Peliculas Rese√Īa de la pel√≠cula The End Of Violence (1997)

Rese√Īa de la pel√≠cula The End Of Violence (1997)

La pel√≠cula en su forma actual, aunque relanzada de una proyecci√≥n fallida en Cannes, es esencialmente un desastre. Las pel√≠culas funcionan mejor cuando el p√ļblico est√° absorto en la corriente. Si bien es divertido tratar de desentra√Īar los acertijos y misterios, eso no es lo que obtenemos aqu√≠; en cambio, como los arque√≥logos, se nos dan fragmentos incompletos de una obra y se nos pide que imaginemos el todo.

Sin embargo, muchas escenas que involucran al personaje de Pullman son n√≠tidas y enfocadas. Primero lo vemos sentado en el patio de su amada casa, tratando con el mundo por tel√©fono, computadora y fax. Cuando su esposa (Andie MacDowell), que vive en la misma casa, quiere hablar con √©l, lo llama. ¬ęTe dejo¬Ľ, dijo. ¬ęMe pondr√© en contacto con usted de inmediato¬Ľ, dice, poni√©ndola en espera y luego olvid√°ndose por completo de ella mientras se apresura a ir a la habitaci√≥n del hospital de una doble herida.

Esta mentalidad ciega de Hollywood se enciende de nuevo, de manera hilarante, despu√©s de que el productor es secuestrado e intenta comprar su propia libertad. ‚ÄúQuiero darte un mill√≥n de d√≥lares‚ÄĚ, dijo. ¬ęEn puntos¬Ľ. Ellos no compran. Finalmente, Pullman se encuentra libre y bajo la protecci√≥n de una familia mexicana de jardineros. Se deja crecer la barba, se viste de jardinero y evita una persecuci√≥n por toda la ciudad porque al hacerse mexicano se hizo invisible.

Hay m√°s. Una subtrama involucra un plan secreto del gobierno para usar c√°maras de vigilancia para controlar el crimen y la violencia en Los √Āngeles, y Byrne, triste y pensativo como solo √©l puede ser, intenta reconstruir lo que sabe sobre su trabajo y lo que adivina. Todo se concentra, de forma poco convincente, al final.

Wim Wenders es un cineasta alem√°n talentoso y po√©tico cuyo alcance a veces va m√°s all√° de su alcance. Ayuda cuando tiene alg√ļn tipo de hilo narrativo claro para organizar su material, como lo hizo en ¬ęKings of the Road¬Ľ (1976), donde dos hombres confrontan sus problemas en las convenciones de una road movie, o ¬ęParis, Texas¬Ľ. (1984), con Harry Dean Stanton en amnesia tratando de reconstruir las piezas de su vida. Estas pel√≠culas ten√≠an objetivos, al igual que la b√ļsqueda de compartir la soledad en ‚ÄúWings of Desire‚ÄĚ. ¬ęEl fin de la violencia¬Ľ, por otro lado, no parece seguro de qu√© es o c√≥mo es. Hay una gran cantidad de ideas aqu√≠, pero estos son puntos de partida, no destinos. Wenders es capaz de dotar a las escenas individuales de un sentido de urgencia e importancia, pero al final hay un cierto vac√≠o, la sensaci√≥n de que la pel√≠cula no se ha armado realmente.

Deja un comentario

Related Post