Que de Series Peliculas Reseña de la película The Perfect Crime (2005)

Reseña de la película The Perfect Crime (2005)

En la apertura de la película, Rafael y su némesis Don Antonio (Luis Varela), responsable de la ropa de hombre, participan en un concurso de ventas para determinar quién serå el responsable de la sala. Rafael parece estar ganando, luego le arrebatan la victoria, y en una feroz pelea en un vestuario, Don Antonio muere. Desesperado, Rafael intenta encerrarla en un incinerador en un sótano demasiado pequeño para el cuerpo. Las pistas de Hitchcock estån empezando a surgir aquí.

Rafael se ha encargado de contratar solo mujeres hermosas como empleadas, pero una mujer comĂșn estĂĄ en el personal. Se trata de Lourdes (Monica Cervera), que ama desesperadamente a Rafael y no estĂĄ por encima de chantajearlo despuĂ©s de ayudar a deshacerse del cuerpo. Rafael preferirĂ­a morir antes que casarse con ella, pero ÂżquĂ© deberĂ­a hacer cuando se detiene una mañana en el ascensor y es golpeado por un reality show en vivo? «¿Quieres casarte con Lourdes? grita el maestro de ceremonias. «¥Millones estĂĄn esperando tu respuesta!»

“El Crimen Perfecto” tiene energĂ­a, color, ingenio y una actuaciĂłn viva, pero lo que no tiene son muchas risas. En un mes que ha visto “The 40 Year Old Virgin”, una comedia maravillosa sobre el romance minorista, esta parece extrañamente pasada de moda; tiene una sensaciĂłn de los años 50. El humor es fuerte en las complicaciones de las comedias y corto en la naturaleza humana, y Rafael es demasiado comprensivo para ser tan odioso como deberĂ­a ser, si realmente quisiera ser divertido.

Me gustĂł Cervera, como Lourdes, que se presenta como una fuerza de la naturaleza. A Rafael le gusta sermonear a sus tropas de que puedes conseguir cualquier cosa que realmente te importe, pero Lourdes es la Ășnica que escucha, cree y pone en prĂĄctica sus teorĂ­as. Uno de los problemas de la pelĂ­cula es que se supone que no debe ser comprensiva, pero no podemos evitar admirarla; cuando la pelĂ­cula es cruel con ella, que a menudo lo es, frena las cosas. Mejor son las notas benĂ©volas de «La Virgen de los 40», que ama a todos en su elenco, a su manera.

El tercer acto de la pelĂ­cula va mĂĄs allĂĄ de Jerry Lewis en la desesperaciĂłn. El fantasma de Don Antonio se presenta con un hacha en la cabeza y el cabello aĂșn humeante, para traer alegres sugerencias; su presencia no tiene nada de divertido. Una escena ambientada en una noria no funciona de varias maneras posibles, y una escena que involucra un sistema de rociadores contra incendios sugiere que la desesperaciĂłn de los escritores fue tan grande como el personaje que dio la alarma. Al ver una escena en la que los cazadores de gangas asaltan a los vendedores segundos despuĂ©s de la apertura de la tienda, recordĂ© “Safety Last” de Harold Lloyd, que tiene una escena inquietantemente similar. QuizĂĄs Alex de la Iglesia le estaba rindiendo homenaje. En este caso, tal vez la escena de la noria fue un tributo a la escena en la que Lloyd se cuelga de las manecillas de un reloj. O tal vez no.

Deja un comentario