Que de Series Peliculas Reseña de la película Tutor y resumen de la película (2023)

Reseña de la película Tutor y resumen de la película (2023)

Nos enteramos de que es un tipo de vinilo que estå formando una familia con Annie de Justice sin el beneficio del clero. Esto se menciona con tanta frecuencia que uno se pregunta si esta historia tiene material fuente no acreditado, uno que data de 1905. Un colega lo conecta con una gran tarea en Long Island, perfeccionando las habilidades de prueba de un niño cuyo padre misterioso le pagarå. $ 2500 por día.

El niño es Jackson, interpretado por la persona de «Stranger Things» Noah Schnapp, y es tan blanco como un mimo con mejillas rosadas y cabello negro peinado hacia atrĂĄs, y un porte robĂłtico. Él sabe mucho sobre Ethan. Casi desde el principio, pregunta: «¿Te preocupa tener un bastardo?» Buena pregunta, Horatio Alger! Todo el montaje con Jackson es extraño. Tiene un primo mayor, que es interpretado por Jonny Weston, representando el papel de un sĂłrdido ticcy como si quisiera ser Caleb Landry Jones cuando sea grande, quien una tarde ayuda a sobornar a Ethan para que cancele una sesiĂłn por $ 5,000, que Jackson mete con desprecio en el pecho de Ethan. Todo este asunto, en otras palabras, se siente muy turbio desde el principio.

Llega un momento en que Ethan descubre que Jackson tiene fotos de Ă©l y su novia en su computadora. Este es el punto en el que, en una historia adecuadamente desarrollada, Ethan habla con su oficina y quizĂĄs con las autoridades y se larga de Dodge. Pero eso no funcionarĂĄ aquĂ­, asĂ­ que Ethan se queda, conoce a otro tipo aceitoso que puede o no ser el padre de Jackson, lo despiden del trabajo de tutorĂ­a, busca trabajo en la industria de servicios, lo acusan de delitos que no cometiĂł. , etc. A medida que esto se desarrolla, se revelan los mĂșltiples problemas de Ethan: papĂĄ, alcohol y, ajĂĄ, una extraña conexiĂłn de la nada con Jackson del pasado de Ethan.

Puede que Ethan no sea el hombre que presenta a sus compañeros, y resulta que ni siquiera puede ser el hombre que la pelĂ­cula presenta inicialmente a su audiencia. Pero los giros del escenario, que se alejan perezosamente de Alfred Hitchcock y Claude Chabrol, son exagerados tanto a nivel logĂ­stico como psicolĂłgico. Y en Ășltima instancia, simplemente no son tan interesantes.

En parte porque la direcciĂłn de Ross tiene una energĂ­a mĂ­nima. Hay una toma temprana de un espejo convexo en la que crees que tal vez estĂĄ configurando algĂșn tipo de dinĂĄmica de personaje que recuerda el uso de Joseph Losey del mismo accesorio en «The Servant», pero no, la toma no tiene ninguna funciĂłn; no es un tributo ni una cosa en sĂ­ misma. Y aunque el personaje de Hedlund eventualmente se derrite en el tipo de charco disoluto del que Hedlund ha hecho presentaciones antes, no se pagan dividendos reales sobre la inversiĂłn de tiempo del espectador.

Ahora jugando en los cines.

Deja un comentario

Related Post