Que de Series Peliculas Rese√Īa de la pel√≠cula White Diamond (2005)

Rese√Īa de la pel√≠cula White Diamond (2005)

La aeronave de Dorrington tiene forma de l√°grima boca abajo con una cola. Lleva una c√°psula para dos personas y es propulsado y dirigido por peque√Īos motores. Utiliza gas helio, que no se quema, a diferencia del hidr√≥geno gaseoso, que se incendi√≥ en el interior del Hindenburg y puso fin a una √©poca en la que zepelines gigantes serv√≠an rutas tur√≠sticas que conectaban Europa, Brasil, India y Estados Unidos. Los zepelines eran barcos con forma de cigarro que eran dif√≠ciles de girar, dice Dorrington, a diferencia de su barco, que puede girar en el aire. Esa es la teor√≠a, de todos modos, mientras explica sus motores e interruptores y escuchamos la voz de Herzog, todav√≠a aprensiva, dici√©ndonos: ¬ę√Čl no sab√≠a entonces que este interruptor en particular ser√≠a un gran problema¬Ľ. Tarde.

Dorrington prob√≥ un viejo dirigible en 1993 en Sumatra y termin√≥ en desastre, nos cuenta Herzog. Dorrington describe la muerte de su director de fotograf√≠a, Dieter Plage, quien cay√≥ de una g√≥ndola despu√©s de ser golpeado en las altas ramas de un √°rbol por un viento repentino. ‚ÄúFue un accidente‚ÄĚ, dice Dorrington, y todos est√°n de acuerdo, pero √©l se culpa a s√≠ mismo todos los d√≠as. Ahora est√° listo para volver a intentarlo.

Su aeronave se construy√≥ en un enorme hangar en las afueras de Londres que alguna vez alberg√≥ aeronaves. Es extra√Īo que no se pueda probar all√≠, sino que debe transportarse a Am√©rica del Sur y las selvas tropicales de Guyana. Dorrington es un hombre conforme al coraz√≥n de Herzog: Herzog, el director que podr√≠a haber filmado ¬ęAguirre, la ira de Dios¬Ľ y ¬ęFitzcarraldo¬Ľ a pocos kil√≥metros de los pueblos, e insisti√≥ en filmarlos a cientos de kil√≥metros de distancia, en el interior de la selva tropical. Herzog se ha especializado en encontrar obsesivos y exc√©ntricos que se exigen hasta los extremos; vea su documento actual, ¬ęGrizzly Man¬Ľ, sobre Timothy Treadwell, quien vivi√≥ entre los osos de Alaska hasta que uno lo mat√≥.

Ahora observe lo que sucede en el primer vuelo de prueba. Herzog tiene una discusi√≥n con Dorrington. El cient√≠fico quiere volar solo. Herzog llama ¬ęest√ļpido¬Ľ que el primer vuelo pueda realizarse sin una c√°mara a bordo. (Este, por supuesto, podr√≠a ser el √ļnico vuelo). Herzog trajo a dos directores de fotograf√≠a, pero insiste en que debe llevar personalmente la c√°mara en el viaje inaugural. ‚ÄúNo puedo pedirle a un director de fotograf√≠a que suba a un dirigible antes de probarlo yo mismo‚ÄĚ, dice. Mientras Herzog se abrocha en la g√≥ndola, creemos que si los est√°ndares de Dorrington fueran lo que Herzog insiste, Dorrington no permitir√≠a que Herzog se subiera a la aeronave hasta que √©l mismo lo probara. Es sublimemente herzogiano que esta paradoja est√© ah√≠, a la vista.

Deja un comentario