Que de Series Peliculas Rese√Īa de pel√≠cula Slow Dancing in the Big City (1978)

Rese√Īa de pel√≠cula Slow Dancing in the Big City (1978)

Se trata de una historia de amor, por supuesto. Le gars est un chroniqueur de journal new-yorkais dur avec un cŇďur d’or, et la fille est une ballerine canadienne qui apprend, quelques jours avant la grande premi√®re, qu’elle a des saignements de tendons et qu’elle ne peut plus seguir. De inmediato sabemos que estamos en la pel√≠cula correcta, a pesar de que el tipo del peri√≥dico a√ļn no se hab√≠a designado a s√≠ mismo como tutor de un ni√Īo puertorrique√Īo de 11 a√Īos que podr√≠a ser un gran baterista, si alg√ļn d√≠a deja su trabajo. h√°bito de la hero√≠na.

El columnista del peri√≥dico no ha visto ¬ęTodos los hombres del presidente¬Ľ, por lo que no sabe que las pel√≠culas de los peri√≥dicos se han vuelto m√°s realistas desde los viejos tiempos de ¬ęDeadline, USA¬Ľ. Por ejemplo: nunca va a la oficina, vive en un apartamento destartalado que Jimmy Breslin podr√≠a alquilar con su dinero de bolsillo, todav√≠a escribe como Damon Runyan, sobrescribiendo poemas en prosa en su computadora da√Īada. gran ciudad, vio al campesino desconsolado saltar del puente ‚ÄĚ, etc.).

Est√° bien. No queremos una pel√≠cula de peri√≥dico realista. Es l√≥gico que este tipo no sepa que tir√≥ las m√°quinas de escribir y cambi√≥ a teclados de computadora en la oficina. El columnista es interpretado por Paul Sorvino, un actor extremadamente atractivo que parece lo suficientemente grande y habla lo suficientemente fuerte como para vender ternura. Ya lo has visto; estuvo en ‚ÄúBlood Brothers‚ÄĚ y est√° mirando desde su casa en cualquier escena que involucre una sala de estar en una esquina.

La bailarina (Anne Ditchburn) se sienta en la puerta de al lado, después de haber dejado a su rico novio. Habla con una voz cortada que parece acariciar su espalda. Ella es bonita. Ella tiene la obligada dedicación feroz al baile, etc., y la coreógrafa perra obligatoria siempre en su caso. Después de varios encuentros casuales con el tipo del periódico, quien le da conferencias coloridas sobre sándwiches de carne en conserva y otros artefactos del mundo real, termina disfrutándolo. Está, por supuesto, enamorado.

L’intrigue secondaire parle du gamin portoricain, qui tra√ģne autour de la drogue, mais qui s’entra√ģne avec une paire de baguettes sur une poubelle et pourrait √™tre (√©crit le chroniqueur) le prochain Gene Krupa – si le destin lui donne une pause, claro. Este es el tipo de pel√≠cula en la que el columnista quiere llevar al ni√Īo a la noche del estreno donde los tendones sangrantes de la bailarina pueden paralizarla de por vida, excepto que el ni√Īo no tiene √©xito porque lo hace. Una sobredosis, dejando al columnista para explicarle a la noche. enfermera. que el ni√Īo nunca vivi√≥ lo suficiente, maldita sea, para tener su propio tambor.

¬ŅTe gusta? Yo lo amo. Luego, la escena final de la pel√≠cula es tan valiente, trascendente, rom√°nticamente cursi que se cae de la escalera. Pel√≠culas como esta son extremadamente f√°ciles de criticar, son presas f√°ciles, pero esta funciona. Avildsen, el director, hizo ‚ÄúRocky‚ÄĚ la √ļltima vez, y dig√°moslo de esta manera: la sutileza no es su fuerte, pero no se detendr√° ante nada, por Dios, para involucrarnos emocionalmente. No creer√°s la √ļltima escena … pero funciona.

Deja un comentario

Related Post