Rese√Īa y resumen cinematogr√°fico an√≥nimos (2011)

Es posible que sepa muy poco sobre Shakespeare y casi nada sobre los otros candidatos. √Čsta no es raz√≥n para evitar esta maravillosa pel√≠cula hist√≥rica, que creo que est√° profundamente equivocada. Gracias al ingenioso gui√≥n de John Orloff, la direcci√≥n precisa de Roland Emmerich y el elenco de memorables actores brit√°nicos, puedes entrar en el teatro como una pizarra en blanco, seguir y disfrutar la historia y salir convencido, no lo estar√≠a. – nada m√°s – que Shakespeare era una figura de gran inter√©s.

Esta película pone cruelmente el puente en su contra. El personaje de Shakespeare (Rafe Spall) se dibuja un corte por encima del idiota del pueblo. Sin inteligencia y sin gracia, no hay soplo de brillantez en él y, de hecho, el asombro no es que este hombre pudiera haber escrito las piezas, sino que fue capaz de articular con la suficiente claridad como para tocar en ellas. no parece haber ninguna duda).

Edward de Vere, el conde de Oxford (Rhys Ifans), sin embargo, parece el modelo mismo de genio. Sus modales, su comportamiento, su autoridad, su facilidad en la corte de Elisabeth se combinan para convertirlo en un candidato calificado. De hecho, estaba tan bien vinculado a la corona que la película especula que pudo haber sido el amante de la joven Elizabeth (Joely Richardson) o el hijo de la mayor Elizabeth (Vanessa Redgrave). No ambos, por favor.

La pel√≠cula tambi√©n nos sumerge en la rica trama de la temprana edad isabelina, incluidas las actividades del conde de Essex (Sam Reid), cuyo complot para derrocar a la Reina result√≥ en el inconveniente de la decapitaci√≥n. Incre√≠blemente, para una pel√≠cula filmada principalmente en escenarios de sonido alemanes, ¬ęAnonymous¬Ľ evoca ricamente el Londres de su √©poca, cuando el esplendor de la corte viv√≠a en una metr√≥polis de espantosa miseria y las calles estaban llenas de barro hasta los tobillos. Crea un Globe Theatre realista y convincente, que establece cu√°n √≠ntimo fue realmente. Los Groundlings casi pod√≠an extender la mano y tocar a los jugadores, y en los palcos, ya que el propio Oxford pudo presenciar el poder de su trabajo, que se atribuy√≥ a la no entidad Shakespeare.

Deja un comentario