Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película 47 Meters Down (2017)

Reseña y resumen de la película 47 Meters Down (2017)

Habiendo sido abandonada por su novio en la vĂ­spera de unas grandes vacaciones en MĂ©xico porque aparentemente es demasiado aburrida, Lisa (Mandy Moore) invita a su hermana pequeña Kate (Claire Holt) a que la acompañe. Mientras estĂĄn de fiesta, conocen a algunos chicos locales que los convencen de que los acompañen en una excursiĂłn donde pueden meterse en una jaula de tiburones y descender al agua para ver de cerca a los grandes tiburones blancos. nadar en las aguas. DespuĂ©s de un poco de vacilaciĂłn, Lisa acepta hacerlo, pero se vuelve cada vez mĂĄs aprensiva cuando llegan al muelle y descubren que el bote estĂĄ rocoso, la jaula se balancea aĂșn mĂĄs y el capitĂĄn no es otro que Matthew, Modine. No obstante, Kate la convence de que baje y pronto bajan a la bebida.

Todo va bien por un tiempo: la vida en el ocĂ©ano es buena y algunos tiburones aparecen como se esperaba, pero su inmersiĂłn de cinco metros da un giro inmediato cuando se rompe el cabrestante, lo que hace que la jaula caiga 47 metros hasta el fondo. ‘En el fondo del ocĂ©ano . Con solo una pequeña cantidad de aire en sus tanques, las hermanas estĂĄn luchando por encontrar una salida a su situaciĂłn. Por desgracia, estĂĄn fuera del alcance de la radio y no pueden hacer contacto con la superficie sin salir de la jaula. Cuando Kate hace contacto, se entera de que si intentan nadar directamente a la superficie, obtendrĂĄn los giros y lo mĂĄs probable es que mueran. Sin embargo, con su aire bajo, los tiburones todavĂ­a estĂĄn dando vueltas y no hay garantĂ­a real de que el bote siga allĂ­, y mucho menos tratando de afectar un rescate aparentemente imposible, los dos estĂĄn tratando de encontrar una salida a su creciente situaciĂłn. Lisa comienza a descubrir una fuerza interior que no sabĂ­a que tenĂ­a, aunque puede que no sea suficiente para protegerse de los tiburones cada vez mĂĄs agresivos.

Teniendo en cuenta la cantidad de miedos primitivos que inspiraron la premisa de la pelĂ­cula, uno pensarĂ­a que «47 Meters Down» no tendrĂ­a ningĂșn problema en hacer que los espectadores se retorcieran en sus asientos. Pero la pelĂ­cula nunca logra hacerles pagar. El guiĂłn de Johannes Roberts y Ernest Riera es un trabajo extrañamente incĂłmodo que nunca parece saber lo que estĂĄ haciendo. Las escenas iniciales que involucran a Kate convenciendo a Lisa de conquistar sus miedos y dejar de ser aburrida al entrar en la jaula son tontas y cuando aceptan hundirse a pesar de la naturaleza sĂłrdida del negocio del buceo cuasi legal, las hace sentir tontas. Fingieron ser idiotas absolutos. . Una vez que se encuentran en el ocĂ©ano, poco de lo que los dos tienen que decirse es muy interesante y siguen haciendo cosas estĂșpidas para agravar su situaciĂłn; si alguien tiene una gran importancia, puede estar seguro de que lo harĂĄ. dejarlo caer en algĂșn momento. Luego estĂĄ el final extraño que inexplicablemente intenta dar un giro al procedimiento justo cuando no deberĂ­a; para ser justos, estĂĄ organizado de tal manera que mĂĄs o menos lo espera, pero se realiza tan mal que hay una excelente posibilidad de que el pĂșblico se rebele tanto como llegue al final de «It Comes at Night». En otras palabras, el final de esta pelĂ­cula hace que el final de «The Shallows» (el Ășnico punto dĂ©bil obvio de esta pelĂ­cula) parezca el final de «TiburĂłn» en comparaciĂłn.

Deja un comentario

Related Post