Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película A Long Way Down (2014)

Reseña y resumen de la película A Long Way Down (2014)

Martin Sharp (Pierce Brosnan) quiere suicidarse en Nochevieja. CayĂł de la cima de su popularidad despuĂ©s de que un escĂĄndalo sexual con una niña menor de edad destruyera a su familia y no ve razĂłn para continuar si no es famoso. Sube al tejado del Toppers Building, un notorio lugar de suicidios; tan notorio que conoce a otras tres personas en esa gĂ©lida y fatĂ­dica noche. Maureen (Toni Collette) tiene un hijo gravemente discapacitado y no puede continuar. Jess (Imogen Poots) tiene el corazĂłn roto y JJ (Aaron Paul) les dice a sus nuevos amigos que tiene cĂĄncer de cerebro. Los cuatro acuerdan retrasar el final de sus vidas hasta el dĂ­a de San ValentĂ­n, vigilĂĄndose durante el prĂłximo mes y medio y, por supuesto, formando un vĂ­nculo Ășnico.

Cuando el «Topper House Four» llega a la prensa (resulta que el padre de Jess es un político famoso, que lo incita a los titulares de los tabloides), se convierten en semi-celebridades. Para escapar de la atención, vuelan a un balneario, se divierten en las olas, se acercan, aprenden la importancia de la vida, se broncean, etc.

“A Long Way Down” es una pelĂ­cula que teme a su tema: la depresiĂłn suicida. Uno nunca siente ningĂșn peligro real o urgencia en el destino de estos personajes de luchar contra sus demonios antes de matarlos, y la falta de sensaciĂłn de que estas personas realmente podrĂ­an terminar con sus vidas agota el drama. Su depresiĂłn es solo una trama. JJ fue una vez el lĂ­der de una banda llamada Gepetto y se rĂ­e de una de las lĂ­neas que escribiĂł: «No me importa el dolor, la esperanza me estĂĄ matando». El escritor Jack Thorne y el director Pascal Chaumeil lanzan la lĂ­nea como un poco de humor sobre una banda de grunge en ciernes que nunca existiĂł, pero apunta al problema con la pelĂ­cula. A la pelĂ­cula no le importa el dolor. No le importa. No lo sentimos. bueno, la mayorĂ­a del tiempo. La siempre formidable Collette encuentra una manera de hacer que el arco de personajes mĂĄs manipulador y maldito del cuarteto golpee la mayorĂ­a de los ritmos correctos. El mayor valor de la pelĂ­cula es una prueba mĂĄs de que Collette estĂĄ mejorando todo lo que le gusta.

Para ser justos, Poots también es bastante bueno aquí, pero ambas actrices estån abrumadas por un director que no confía en ellas. Jess acostada en su cama cantando el clåsico de BeeGees «Tragedy» debe hacerse con un guiño, no con una partitura de dulce debajo. Cuando el cuarteto se dio cuenta de que habían escrito su pacto de no suicidio en el reverso de la nota de suicidio de Maureen, se le pidió al elenco que se riera de manera exagerada y exagerada en respuesta. Suena difícil, lo sé, pero «A Long Way Down» nunca se registra emocionalmente porque constantemente te recuerda que es una película. Y no es muy bueno.

Deja un comentario

Related Post