Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película A Muse (2020)

Reseña y resumen de la película A Muse (2020)

El escritor / director / editor, Jimmy Bontatibus, es un estadounidense de 24 años que pasó gran parte de su juventud haciendo películas en Europa, donde asistió brevemente a la escuela de cine Bela Tarr. Su inusual arco de carrera explica por qué esta película se siente como un puente entre continentes y épocas, incluso si no estaba destinado a serlo. Como la adaptación de Philip Kaufman de «La insoportable levedad del ser», una obra de la que a veces se hace eco, «A Muse» se siente tanto estadounidense como europea. Es el tipo de película en la que jóvenes europeos hermosos y creativos hablan sobre el arte y la política en el contexto de sus vidas, mientras se preocupan por las relaciones que surgen con su trabajo.

Saltando entre lĂ­neas de tiempo de una manera no lineal, a menudo impresionista, «A Muse» tiene lugar en Alemania (principalmente Hamburgo) y Rumania (Bucarest y la pequeña ciudad de Cata) con viajes paralelos a ParĂ­s en 1961 (a travĂ©s de metraje documental de ‘an artista en el que se fija uno de los personajes). Todas las corrientes narrativas pasan por el personaje de AdriĂĄn (Rares Andrici de “Graduation”), un cineasta y artista tan manipulador e inaccesible como culto y bello.

Adrian se enfrenta a dos mujeres. En 2018 en Hamburgo, Adrian lanza un hechizo sobre Mia (Mersiha Husagic, del primer largometraje de Bontatibus, «Life of Flowers»), una bailarina bisexual de origen bosnio que teme que nunca estarĂĄ a la altura de los estĂĄndares de su famosa madre. Adrian invita a Mia a unirse a su grupo de actores, bailarines y artistas (varias mujeres y un hombre) que se reĂșnen regularmente para explorar cĂłmo el arte refleja e informa la vida. Lo hacen creando perfiles falsos en Tinder, llevando sus citas al mismo bar esa misma noche y luego contando a la pandilla lo que sucediĂł y lo que aprendieron sobre ellos mismos. Es casi como un reality show donde no se filma la acciĂłn mĂĄs importante. Eventualmente, Mia y otros miembros del grupo desarrollan dudas sobre Adrian, quien comienza a parecerse mĂĄs a un lĂ­der de culto que a un maestro o empresario. Adrian incluso entrevista a sus alumnos frente a la cĂĄmara despuĂ©s de sus «citas», de una manera mitad investigadora, mitad invasiva, en una habitaciĂłn cuya iluminaciĂłn evoca una pelĂ­cula de terror canadiense congelada donde le suceden cosas malas al cuerpo de las personas.

Este material estĂĄ intercalado con la lĂ­nea de tiempo rumana de 2015, que observa a Adrian en una relaciĂłn con su colega cineasta, Bianca (Miriam Rizea de «Queen and Country» de John Boorman). Bianca estĂĄ realizando un documental que invita a los ciudadanos a imaginar el futuro de su paĂ­s, con Adrian como camarĂłgrafo y colaborador. Adrian de esta lĂ­nea de tiempo puede ser misterioso y difĂ­cil, pero no tiene la vibra de Heathcliff-on-the-land del Adrian que Mia conoce tres años despuĂ©s. Gran parte de la lĂ­nea de tiempo de 2015 sigue a Bianca mientras intenta descubrir por quĂ© Adrian se muestra reacio a tener relaciones sexuales con ella y continĂșa desapareciendo durante horas. La respuesta resulta ser exactamente la que cabrĂ­a esperar. Pero esta parte de “A Muse” es menos una representaciĂłn de un joven que niega su sexualidad y mĂĄs un examen de cĂłmo los artistas usan el arte para esconderse de sĂ­ mismos, para evitar que otros puedan verlos. Ver quiĂ©nes son en realidad e infligen su dolor al mundo. .

Deja un comentario

Related Post