Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula A Simple Story (1980)

Schneider está embarazada de él, pero al principio de la película decide no tener hijos. La seguimos en esta decisión, luego conocemos a algunas personas en su vida: su hijo de un primer matrimonio, sus amigos, la multitud con la que se codea. . . y, finalmente, su primer marido (Bruno Cremer). Su divorcio fue doloroso, entendemos. Pero cenan juntos, y en una escena erótica de exquisita sutileza, ella le deja apreciar su belleza en el plato principal y luego le hace saber que, ah, ya no vive con Serge.

El exmarido llama unos días después y tienen una aventura, complicada por la amante mucho más joven del exmarido. La ironía involucrada Рdos personas anteriormente casadas que ocultan su romance a la nueva novia Рse suma al humor y, de hecho, toda esta película es notablemente de buen humor. No es una comedia, pero tampoco es oscura, ni siquiera cuando se pone seria al final.

Esto se debe en gran parte al desempe√Īo de Schneider. Uno de los tesoros del cine es la forma en que permite seguir la evoluci√≥n de la vida de los int√©rpretes. A veces, el progreso es deprimente. Pero en el caso de Schneider, es ejemplar. Recuerdo haberla visto por primera vez en ¬ęBoccacio ’70¬Ľ (1962) cuando ten√≠a unos 23 a√Īos. Era extraordinariamente hermosa, interpretando a la esposa de un arist√≥crata aburrido que solo pod√≠a excitarse si fing√≠a ser una puta.

Schneider ha protagonizado muchas películas desde entonces, algunas de las cuales son extravagancias estadounidenses de gran presupuesto, pero su regreso a Francia y las películas de Claude Sautet han sido una celebración de su creciente profundidad y belleza madura. Ella brilla en esta película. Hay momentos en los que se estira, se sonríe a sí misma, coquetea con un amante, escucha en silencio a su hijo, consuela a un amigo, todo para que puedas ver a este personaje a través de su persona y no a través de su trama.

¬ęA Simple Story¬Ľ no es realmente una pel√≠cula de trama. Como el maravilloso ¬ęJean, Paul, Fran√ßois y los otros¬Ľ de Sautet que interpret√≥ a Le Biographe hace unos a√Īos, sigue los ritmos de la clase media y el comienzo de la Edad Media, para ver ad√≥nde van. La historia no trata de lo que le sucede al personaje de Schneider, sino de c√≥mo vive: c√≥mo se relaciona con la gente, c√≥mo ama, c√≥mo explora el potencial de la vida que ahora es bastante madura, para empezar a comprender. En la √ļltima toma de la pel√≠cula, se sienta en un jard√≠n y vuelve la cara hacia el sol. Encestar en.

Deja un comentario