Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película Before Sunrise (1995)

Reseña y resumen de la película Before Sunrise (1995)

No hay una agenda oculta en esta pelĂ­cula. No habrĂĄ traiciones, melodrama, violencia falsa o coreografĂ­as fantasiosas en las escenas de sexo. Es principalmente una conversaciĂłn, ya que deambulan por la ciudad de Viena desde media tarde hasta el prĂłximo amanecer. Nadie los molesta.

“Before Sunrise” se parece tanto a la vida real, como un documental con una cĂĄmara invisible, que me encontrĂ© recordando conversaciones reales que habĂ­a experimentado con mĂĄs o menos las mismas palabras.

Jesse y CĂ©line son interpretados por Ethan Hawke y Julie Delpy.

Quizås lo recuerdes de «Dead Poets Society», «White Fang» o especialmente «Reality Bites», en la que interpretó a un personaje 180 grados diferente a este. Protagonizó «White» de Krzysztof Kieslowski, como una esposa que finalmente se arrepiente de haber abandonado a su marido. Aquí ella es encantadora y, lo que es mås importante, cålida y con los pies en la tierra, hablando inglés tan bien que el guión tiene que explicarlo (pasó un tiempo en los Estados Unidos).

ÂżDe quĂ© hablan ellos? Nada espectacular. Los padres, la muerte, los viejos novios y novias, la mĂșsica y el problema de la reencarnaciĂłn cuando hay mĂĄs personas vivas ahora que en todas las Ă©pocas anteriores combinadas (si hay un nĂșmero finito de almas, Âżestamos viviendo en una divisiĂłn de 5 a 1? ?). El diĂĄlogo de Linklater es extrañamente divertido, como cuando Jesse sugiere que deberĂ­an pensar en su tiempo juntos como una especie de ‘viaje en el tiempo’, y visualiza un futuro en el que ella estĂĄ con su aburrido esposo y se pregunta ‘quĂ© hacer con eso. de esos chicos que conocĂ­ cuando era joven «, y desearĂ­a poder viajar en el tiempo para ver, y aquĂ­ estĂĄ, en el tiempo, viendo.

Evidentemente, existe una atracciĂłn sexual entre ellos, y Linklater la maneja con suavidad, con paciencia. Hay una escena maravillosa en la cabina de escucha de una tienda de mĂșsica, donde todos miran al otro, luego miran hacia otro lado, para que no los atrapen. La forma en que lo hacen, el momento oportuno, la ligera vergĂŒenza, es delicada y fiel a los hechos. Y me encantĂł su primer beso, en la misma noria que se usĂł en «El tercer hombre», no me importĂł tanto que no supieran que Orson Welles y Joseph Cotten habĂ­an estado allĂ­ antes que ellos.

Deja un comentario

Related Post