Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película Butterfly Kiss (1996)

Reseña y resumen de la película Butterfly Kiss (1996)

Miriam (Saskia Reeves), con su suĂ©ter de manga larga abotonado sobre su blusa de secretaria, parece un desastre inocente y sentimental. Eunice (Amanda Plummer) luce afilada y agotada por una vida de dolor, y uno de sus pequeños placeres es desabrocharse la blusa para mostrarle a la gente que su cuerpo magullado y magullado estĂĄ envuelto en cadenas, sus pezones perforados y atados. “TenĂ­a 17 tatuajes”, recuerda Miriam, en un video en blanco y negro aparentemente hecho por la policĂ­a al final de todo. «Y todos tenĂ­an sentido». ÂżDuelen las cadenas y los piercings? SĂ­, dijo Eunice. Quiere que la lastimen. Ella hace penitencia por sus pecados. A veces habla, preguntĂĄndose por quĂ© nadie mĂĄs la castigarĂĄ. ÂżEs ella tan insignificante que Dios le permitirĂĄ asesinar gente sin siquiera darse cuenta? La pelĂ­cula nunca explica juiciosamente quiĂ©n es o de dĂłnde viene; no es un estudio de caso, sino una triste parĂĄbola.

ÂżQuiĂ©n es Judith, la mujer que busca? Algunos crĂ­ticos han extraĂ­do lecciones de la bĂ­blica Judith, una vengativa que decapitĂł a un enemigo de los israelitas. ÂżEunice encontrĂł a Judith en la Biblia o fue amada por ella en un pasado real o imaginario? Eunice nunca suelta un paquete de papeles envueltos en plĂĄstico que contiene todos los «escritos», la documentaciĂłn que respalda la locura que su mente ha lanzado como baluarte contra el mundo. Su bĂșsqueda de Judith la define. El primer dĂ­a que conoce a Miriam, Eunice llega a casa, tienen relaciones sexuales y se cree que Miriam es feliz por primera vez en su vida. Pero a la mañana siguiente, las palabras «TU NO JUDITH» estĂĄn escritas con crema de afeitar en el espejo, y Eunice se ha ido.

Miriam la persigue por la carretera y la encuentra poco despuĂ©s de su nuevo asesinato. Miriam ayuda a ocultar el cuerpo. “Nunca dejĂ© de buscar en ella el bien”, dice en la cinta de video. A veces parece vagamente consciente de que puede que no haya mucho bueno allĂ­. Eunice discute sobre los delfines con un hombre que se los lleva. Cree que pueden ser superiores a los humanos. “Tenemos que ser superiores a los delfines”, dice Eunice, “ya ​​que matamos a los delfines. MĂĄs tarde, hay una secuencia espeluznante en la que las dos mujeres, habiendo robado un automĂłvil, conducen a un padre sin hogar y a su hija, y parece que incluso la hija no se salvarĂĄ de Eunice. Miriam actĂșa aquĂ­ para salvar a la niña, pero su lealtad a Eunice nunca flaquea.

Deja un comentario

Related Post