Que de Series Peliculas Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Cara a cara (1976)

Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Cara a cara (1976)

Ella es una psiquiatra, en sus treinta, cuerda y optimista y perseguida por los demonios m√°s perturbadores justo debajo de la superficie. Cuida de los dem√°s, se preocupa por ellos. Se pregunta si los dem√°s se preocupan por ella. Fue criada por sus abuelos y los encontr√≥ fr√≠os e insensibles en ese entonces. Su esposo est√° ausente en una conferencia profesional. En un d√≠a perfectamente normal, deambula por una casa vac√≠a, va a visitar a su abuela y una mujer tuerta se le acerca en una escalera que puede ser una aparici√≥n de la muerte. Quien puede ser. . . Es en este √°mbito donde Bergman parece perder el control del tono general de su pel√≠cula. Contiene una gran cantidad de fantas√≠as y secuencias de sue√Īos, todas filmadas con un uso muy literal de s√≠mbolos, y se supone que debemos asumir que estas escenas son parte del bagaje subconsciente del personaje de Ullmann.

Bergman tiene debilidad por los sue√Īos y las fantas√≠as. (¬ŅRecuerdan los horribles sue√Īos de ¬ęFresas salvajes¬Ľ, el aparente despertar de los muertos en ¬ęGritos y susurros¬Ľ?) Pero aqu√≠ les permite dominar secciones enteras de su pel√≠cula. El personaje de Ullmann pierde su agarre y nosotros perdemos el nuestro; Estamos tan hipnotizados por los detalles de la desintegraci√≥n de esta mujer fuerte que no queremos detenernos por los encuentros casi vergonzosos y casi obvios de Bergman con ata√ļdes y esas cosas.

A√ļn as√≠, Ullmann parece tener la l√≥gica y el flujo de la pel√≠cula juntos en su propia mente. En encuentros con sus abuelos (Aino Taube-Henrikson y el gran actor sueco Gunnar Bjornstrand), en una relaci√≥n conmovedora con un compa√Īero m√©dico (Erland Josephson), en una escena con su hija que casi la destroza, vemos a una actriz ¬ŅQui√©n (¬Ņes esa herej√≠a?) parece tener una l√≠nea m√°s directa con los verdaderos temas de Bergman que √©l mismo esta vez. Su personaje intenta suicidarse. Con mucha calma, muy deliberadamente. Se nos da una idea de por qu√©. Ella falla. Vemos que no volver√° a intentarlo. Ella pasa por una escena final que Bergman aparentemente ve como afirmativa (ella lo ve, creo, como un apoyo para quienes la rodean). Y nos damos cuenta de que su haza√Īa es virtuosa: dado el tema b√°sico: una mujer profesional inteligente tiene un colapso incre√≠blemente r√°pido y luego encuentra la fuerza para solucionarlo, ha entregado a la persona. Bergman se puso del lado freudiano y de los fuegos artificiales por sus propias razones, pero como gran director que es, no se interpuso en el proceso entre Liv Ullmann y la c√°mara.
.

Deja un comentario

Related Post