Rese√Īa y resumen de la pel√≠cula Clara’s Heart (1988)

Mis preguntas comenzaron justo al comienzo de la pel√≠cula, despu√©s de la muerte de la hermana peque√Īa del ni√Īo. La madre (Kathleen Quinlan) va sola a una ciudad tur√≠stica en Jamaica para llorar. Deja a su esposo e hijo solos en casa. En Jamaica, conoce a Clara y le confiesa que est√° de luto.

Clara asiente: “Sabía el hecho, pero no la sustancia. Ella da consejos pragmáticos y rápidamente fue contratada para regresar a Maryland y restaurar la cordura en el hogar familiar.

Ser√≠a tedioso catalogar las muchas formas en las que el personaje de Quinlan y su esposo (Michael Ontkean) demuestran que son monstruos emocionalmente g√©lidos. Y ser√≠a deprimente describir las oportunidades desperdiciadas de diversi√≥n sat√≠rica con el amante de la mujer, un terapeuta de la nueva era interpretado por Spalding Gray. Desde que vi el sentido del humor y la auto-s√°tira de Gray demostrados en ‚ÄúSwimming to Cambodia‚ÄĚ, solo puedo concluir que los realizadores tomaron la decisi√≥n consciente de retratar a su personaje como un aburrido fr√≠o y arrogante.

Mientras tanto, la sirvienta Clara se esfuerza por traer calidez y comprensión a la vida del joven David. Pero incluso aquí la película tiene problemas, habiendo malinterpretado a Neil Patrick Harris en el papel.

Harris, presumiblemente sin culpa suya en este escenario helado, es incapaz de proyectar mucho más que una abrumadora sensación de necesidad, que Clara hace todo lo posible por satisfacer.

La película tiene al menos dos elementos que requieren el compactador de basura. Uno se refiere a un terrible secreto del pasado de Clara. Cuando ese secreto es finalmente (finalmente, finalmente) revelado, en uno de esos temblorosos pero valientes monólogos nominados al Oscar, resulta ser el producto de una telenovela inferior, inverosímil y sin relación, el resto de la película. Y luego está el episodio de la boya que flota en medio del estanque junto a la mansión familiar.

¬ŅPuede el ni√Īo nadar lo suficiente para alcanzarlo? ¬ŅSe meter√° en problemas y necesitar√° ser salvo? ¬ŅEncontrar√° alguna vez la confianza para nadar tan lejos? Todas estas preguntas son p√°lidas en comparaci√≥n con la pregunta general de por qu√© el director Robert Mulligan y su director de fotograf√≠a, Freddie Francis, manipularon la distancia de manera tan confusa con sus opciones de lentes que nunca sabemos qu√© tan cerca o lejos est√° el t√≠o. , su objetivo.

Goldberg es magnífico. El personaje es de una película diferente, si no de un universo diferente, del resto de la ridícula trama.

Deja un comentario