Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película de Hudsucker Proxy (1994)

Reseña y resumen de la película de Hudsucker Proxy (1994)

Diablo: Pero el problema con la pelĂ­cula es que es solo superficial y sin sustancia. Ni siquiera se hace el menor intento de sugerir que la pelĂ­cula se toma en serio su propia historia. Todo tiene estilo. Las actuaciones parecen deliberadamente orientadas a la sĂĄtira.

Angel: Pero estas actuaciones van por buen camino. Tim Robbins interpreta el papel de un trabajador de la sala de correo que se ve arrojado a la presidencia de la gigante Hudsucker Corporation. Paul Newman es la eminencia gris detrĂĄs de escena que estĂĄ detrĂĄs de la ascendencia de Robbins porque cree que el niño es irremediablemente incompetente y reducirĂĄ el precio de las acciones, exactamente lo que Newman quiere. Y Jennifer Jason Leigh estudiĂł a Rosalind Russell en «His Girl Friday» e hizo el trabajo perfecto: la reportera dura y habladora que se sienta en su escritorio, enciende un cigarrillo y gobierna. Diablo: ÂżY quĂ©? ÂżHabĂ­a alguien en esta pelĂ­cula por quien realmente se preocupara? ÂżY han prevalecido ya los aspectos locos de la historia? La comedia Screwball necesita una cierta relajaciĂłn, un espĂ­ritu anĂĄrquico ajeno a las meticulosas producciones de los hermanos Coen, Joel y Ethan, quienes en esta pelĂ­cula como en las demĂĄs («Blood Simple», «Raising Arizona», «Miller’s Crossing», » Barton Fink «) parecen tan enamorados de las pelĂ­culas antiguas que dan forma a sus propias ideas en forma de pelĂ­culas realizadas antes de que nacieran.

Ángel: Lo que me recuerda por qué quiero volver a ver la película. Hay una grandeza en el diseño de «The Hudsucker Proxy», que prepara el escenario en la secuencia de apertura, cuando un cuadro salta desde un rascacielos y la cåmara lo persigue en una caída precipitada. Lo que suena como unos cientos de terroríficos caídas libres. historias antes. . . pero sabes la escena a la que me refiero. Fue estimulante.

Diablo: ÂżPero con quĂ© otro propĂłsito que no sea el estilo puro? ÂżY hay algĂșn problema entre la apariencia y el estilo de la pelĂ­cula, que es claramente Art Deco de los años 30, y su pretensiĂłn de estar ambientada en la dĂ©cada de 1950? Ángel: ÂżA quiĂ©n realmente le importan estas cosas? Ponerlo en la dĂ©cada de 1950 les dio a los Coen mucha diversiĂłn al intercambiar ideas sobre el personaje de Robbins, que inventa el aro y gana incontables miles de millones para Hudsucker.

Y el hula hoop, a su vez, proporciona una excusa para un montaje que muestra la fantasĂ­a que recorre Estados Unidos, un dispositivo cinematogrĂĄfico que los Coen de alguna manera son capaces de explotar y burlarse al mismo tiempo.

Diablo: ÂżNo habrĂ­a sido un poco mĂĄs divertido, sin embargo, si el aro hubiera sido una sorpresa? Los anuncios y el cartel de la pelĂ­cula Coen muestran a Robbins sosteniendo un aro grande, asĂ­ que cuando entras al cine conoces el secreto. Esto es tĂ­pico de su enfoque: obviamente piensan que su trama es irrelevante, excepto como un tendedero para las imĂĄgenes. ÂżY no habĂ­a algo muerto en el centro de todo? ÂżAlgĂșn tipo de escalofrĂ­o en el aire? ÂżUna sensaciĂłn de que la pelĂ­cula era mĂĄs pensada que arte, mĂĄs calculada que inspirada? ÂżNo pasa el espectador mĂĄs tiempo admirando las vistas en pantalla que preocupĂĄndose? ÂżNo pasa algo cuando sales de una pelĂ­cula tarareando los sets? Angel: Es el viejo y cansado rap contra los Coen, que son todos tĂ©cnicos y desalmados. ÂżCuĂĄntas pelĂ­culas tienen corazĂłn estos dĂ­as? No mucho. La mayorĂ­a de las pelĂ­culas reciclan fĂłrmulas viejas y cansadas; incluso una imagen de la GeneraciĂłn X supuestamente rebelde como «Reality Bites» es sĂłlo un recauchutado de una comedia romĂĄntica de los años 30 que podrĂ­a haber jugado en el mismo cartel doble con todo lo que inspirĂł «The Hudsucker Proxy». Una buena razĂłn para ir al cine es deleitarse con la vista, incluso si no se cuestiona el cerebro. Y es un placer ver «Hudsucker».

Diablo: A menos que quieras algo mĂĄs de una pelĂ­cula.

El debate continĂșa. Justo antes de que se evaporaran en el aire, el ĂĄngel me aconsejĂł que le diera cuatro estrellas a «The Hudsucker Proxy», y el Diablo, susurrĂĄndome que los Coen son talentosos pero necesitan ser empujados a ir mĂĄs allĂĄ de su dominio tĂ©cnico, me aconsejĂł mal que cortara ellos. con cero. DespuĂ©s de sopesar todos sus consejos, tomĂ© una posiciĂłn intermedia.

Deja un comentario

Related Post