Reseña y resumen de la película de la Workers Cup (2018)

Filmada 87 meses antes del inicio de la Copa del Mundo, la pelĂ­cula del director Adam Sobel no siente ningĂșn sentimentalismo por esta brillante monstruosidad que se construye lentamente, entre otros edificios imponentes en Qatar. Se centra intensamente en revelar la mala calidad de vida de los trabajadores y las ofertas agridulces del fĂștbol de escape por la noche. Hay algunos grandes jugadores, como un hombre llamado Kenneth que recibe un bono especial de su compañía GCC, pero es otro engranaje en esta mĂĄquina. “The Workers Cup” tiene un acceso increĂ­ble a estos trabajadores y sus pensamientos personales en breves entrevistas, lo que lleva a uno a preguntarse quĂ© tipo de trato tenĂ­an estas empresas con Sobel, o si alguna vez le habĂ­an tenido miedo a su equipo.

Las imágenes capturadas hacen que el periodismo sea frustrante y frustrante; seguramente captura el lado no glamoroso de este enorme proyecto, y ofrece una serie de retratos para hombres que de otra manera no tendrían rostro. Pero los puntos finales que plantea no son lo suficientemente estimulantes por sí mismos. “The Workers Cup” canta un estribillo atemporal sobre la disparidad de clases y la deshumanización de una fuerza laboral al servicio de una empresa masiva.

Esto es esclavitud moderna, señala directamente la pelĂ­cula. La calidad de vida en este ambiente de trabajo se manifiesta sobre todo en lo que estos hombres piensan de su autoestima: “Es por el bien de mis hijos que se desperdicia mi propia vida”, dijo un hombre, luego de compartir que ‘Él trabaja en la seguridad de un centro comercial de lujo, pero no se le permite caminar despuĂ©s de las 10 am cuando abre. “No tienes los privilegios de la vida”, dijo otro hombre. Hay un momento conmovedor al final, un discurso de un entrenador, un grito de guerra: “No somos esclavos”, declara en su sala de atletas. En una pelĂ­cula narrativa, eso darĂ­a lugar a una especie de levantamiento. AquĂ­ se les muestra comenzando a jugar al fĂștbol nuevamente, haciendo algo por sĂ­ mismos que, en Ășltima instancia, son buenas relaciones pĂșblicas corporativas.

Sobel pinta un panorama mĂĄs amplio de la fealdad de su situaciĂłn, con modificaciones abrasivas que van desde torres de lujo y autos deportivos hasta las vastas calles de la pobreza. Su cĂĄmara, en silencio, captura a un trabajador lesionado que le cuenta a otro cĂłmo alguien se cortĂł la pierna, solo para que el agresor pueda ser enviado a casa. Otro atleta habla de venir de Ghana para ganar dinero como futbolista y enviarle dinero a su padre: “Si es el infierno, prefiero estar en el infierno que en el paraĂ­so de Ghana”. Es un gran contraste de problemas personales en comparaciĂłn con cuando Sobel habla con quienes trabajan en las oficinas. Los empleados comparten abiertamente que los juegos de fĂștbol ayudan a las empresas a ganar mĂĄs dinero e incluso se utilizan para contratar a mĂĄs trabajadores.

Deja un comentario

Reseña y resumen de la película El cliente (1994)

La creación de estos dos personajes es fundamental para el logro de Grisham en «El cliente». Son originales y realmente interesantes, y los roles se han interpretado bien. Brad Renfro

Agua caliente bajo un puente rojo (2002) reseña de la película

El agua llega a los charcos y arroyos, por aspersión y salpicadura. «No te preocupes», dijo felizmente Saeko (Misa Shimizu) a Yosuke, el héroe. «No es orina». Mås bien, ¿bien

The Edge of Heaven (2008) reseña de la película

Mientras tanto, tal vez pensando en esos pensamientos, estamos esperando que caiga el centavo. ÂżUna combinaciĂłn de estas personas seguramente descubrirĂĄ cĂłmo estĂĄn conectadas? Pero nunca lo hacen. Tal vez