Reseña y resumen de la película de Phoenix, Oregon (2020)

James Le Gros, un veterano del cine independiente estadounidense, obtiene aquĂ­ un papel poco comĂșn como Bobby, un dibujante de ojos tristes y cincuentĂłn. Vive solo en un remolque y todavĂ­a estĂĄ de luto por su madre fallecida y su matrimonio roto. Convierte su ira y arrepentimiento en un cĂłmic autobiogrĂĄfico mientras trabaja como camarero en un restaurante propiedad de un rico tirano llamado Kyle (Diedrich Bader). La cocina estĂĄ supervisada por el viejo amigo de Bobby, Carlos (Jesse Borrego), un perfeccionista visionario que se parece un poco al alboroto gourmet del clĂĄsico “Big Night”.

El restaurante está en auge. Kyle comenzó a comprar la comida y bebida más barata y de menor calidad, y empezó a rozar las propinas. Una pelea con Carlos por la compra de aceite de oliva de calidad inferior (“agua grasosa”, dice Carlos) los impulsa a hacer negocios juntos y relanzar una bolera cerrada durante mucho tiempo donde Bobby una vez comenzó un juego perfecto. Un mayorista de vinos y licores llamado Tanya (Lisa Edelstein) que adora a Bobby los pone en contacto con un capitalista de riesgo (Mario de Reynaldo Gallegos), y se van.

Bobby y Tanya proporcionan el liderazgo y el enfoque logĂ­stico, mientras que Carlos proporciona la mayor parte de la visiĂłn. Dirigido a una multitud borgoñona que fetichiza el entusiasmo hipster, el puesto de comida en el pasillo sirve cĂłcteles finos, cerveza artesanal y exactamente cuatro tipos de pizza, cada uno ofrecido en un tamaño de 12 pulgadas sin sustituciones permitidas. (Este Ășltimo es un detalle tremendo, que establece a Carlos como uno de esos estetas testarudos cuya fe en sĂ­ mismo inspira confianza en los demĂĄs).

Lamentablemente, “Phoenix, Oregon” es mĂĄs divertido de describir que de ver. Filmado en metraje de gran formato sin un propĂłsito discernible, parece un piloto de una hora para una comedia dramĂĄtica de una hora, sin risa, que una cadena de cable dejĂł de lado por falta de confianza. El rendimiento es la principal razĂłn para verlo. Edelstein tiene el raro don de permitirte ver los pensamientos de un personaje mientras resuenan en su cabeza. Borrego tiene el optimismo chispeante de un hĂ©roe de Frank Capra: hace que Carlos estĂ© tan motivado como puede estarlo un personaje sin parecer molesto o molesto.

Deja un comentario

Monrovia, Indiana (2018) reseña de la película

La pelĂ­cula aterriza en algunos lugares. Su escuela secundaria, donde la banda de mĂșsica toca el tema de «Los Simpson» y un entrenador de baloncesto relata los dĂ­as de gloria

Ángeles en el campo (1994) reseña de la película

Milton los vio sacudir los cielos, pero en nuestros dĂ­as mundanos han sido degradados a papeles principales en tarjetas de felicitaciĂłn y canciones pop. Esta pelĂ­cula es una buena elecciĂłn

Roman J. Israel, Esq. reseña de la película (2017)

Eventualmente, volveremos a este caso, pero por ahora, estamos tres semanas atrås, donde Roman hace su primera aparición en la corte en décadas. Aunque el asistente de William le dijo