Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película de primer año (1990)

Reseña y resumen de la película de primer año (1990)

El joven es interpretado por Matthew Broderick. Tuvo un comienzo incierto en Nueva York después de que todas sus posesiones y dinero fueron robados por un ladrón (Bruno Kirby) que lo recibió en la estación Grand Central y se ofreció a llevarlo. Ahora estå en problemas en la Escuela de Cine de la Universidad de Nueva York, donde el profesor (Paul Benedict) no quiere escuchar excusas, solo quiere saber cómo todos sus estudiantes compraron su libro. Entonces, cuando Kirby pasa, Broderick lo persigue por la calle, lo colorea y reclama su propiedad. Kirby le ofrece algo mejor que eso: le ofrece un trabajo.

El trabajo implica un viaje a Little Italy y al mundo enclaustrado detrĂĄs del escaparate anĂłnimo de un club social donde Carmine Sabatini mantiene su oficina. En la pared hay una fotografĂ­a de Mussolini, ahĂ­ por nostalgia (“Es como tener una foto de los Beatles”, le explica Sabatini al joven). La oferta de trabajo se hace y se acepta (despuĂ©s de que la donaciĂłn aplasta simbĂłlicamente algunas nueces en su mano) y, antes de que Broderick se dĂ© cuenta, se ha visto atraĂ­do por el abrazo de esta familia de la mafia.

Penelope Ann Miller interpreta a la hija del Don, Tina. Un hombre con una ametralladora estå apostado sobre la entrada de su casa. Sobre la chimenea estå la «Mona Lisa». No es una copia, como asume Broderick.

«¿Recuerdas cuando lo enviaron aquí para visitar todos los museos?» Pregunta Miller. «Nunca regresó». Presiona un botón y escuchamos a Nat King Cole cantando «Mona Lisa» en el estéreo.

«The Freshman» fue escrita y dirigida por Andrew Bergman, un talento cĂłmico poco convencional cuyos crĂ©ditos incluyen la co-creaciĂłn del guiĂłn de «Blazing Saddles» y la escritura de «The In-Laws». Lo que creĂł en «The Freshman» es una comedia de lo particular, lo oblicuo y lo peculiar. Muy poco es predecible en «The Freshman», ni el trabajo que se le pide a Broderick, ni la relaciĂłn en la que se encuentra, y ciertamente no la escena culminante en la que personas muy ricas se sientan en un banquete extraño mientras Maximilian Schell asume el papel de maitre. d ‘y Bert Parks les da una serenata con una versiĂłn de «Maggie’s Farm» como ninguna otra que se haya jugado.

Deja un comentario

Related Post