Reseña y resumen de la película de Willow Creek (2014)

El título hace referencia a la infame fuente de la leyenda de Bigfoot, toda una comunidad construida alrededor de informes de criaturas gigantes y peludas que deambulan por los bosques cercanos y lo que le hace a la industria turística. Estatuas gigantes de tipo grande, murales, historias de campistas desaparecidos, canciones creadas sobre ellos, etc. Willow Creek descansa sobre un pedestal de folklore. Y no todo el mundo parece feliz de que Jim y Kelly estén allí para documentarlo. Reciben numerosas advertencias de «tal vez no sea una buena idea», la mayoría de ellas repetidas por la propia Kelly, una mujer que parece ser una pasajera en un viaje construido mås que nada en torno al ego de su novio. Goldthwait incluye inteligentemente varias tomas de los breves discursos de Jim y presentaciones de entrevistas. No es un tipo que solo quiere tener Bigfoot; también quiere ser una estrella.

«Willow Creek» es un desafĂ­o lento. Jim y Kelly recorren la comunidad, hablan con los lugareños y preparan continuamente a los espectadores para lo inevitable. Como ha demostrado en pelĂ­culas como «World’s Greatest Dad» y «God Bless America», Goldthwait es un cineasta inteligente. Él sabe que sabes que «Willow Creek» terminarĂĄ teniendo todo «Blair Witch Project» y por eso estĂĄ jugando con esa expectativa. Los cineastas menores habrĂ­an sentido la necesidad de tener una observaciĂłn, un miedo al salto, un momento de conmociĂłn al principio de la pelĂ­cula. No Bobcat. Vas a pasar tiempo con Jim y Kelly (crĂ©dito para Johnson y Gilmore por una actuaciĂłn muy creĂ­ble y no forzada) hasta el punto de que en uno de mis momentos favoritos cuando Jim le propone matrimonio a Kelly, casi olvidas que es una pelĂ­cula de monstruos.

Y luego Bobcat te devuelve la llamada. La pieza central de «Willow Creek» es una secuencia larga que cualquiera que haga una pelĂ­cula de metraje encontrado deberĂ­a verse obligado a ver. Y toma notas. La cĂĄmara no se mueve. No hay cortes rĂĄpidos. No hay un lado de la cĂĄmara / audiencia para romper la tensiĂłn. Estamos en la carpa con Jim y Kelly, mirando sus caras y, lo mĂĄs importante, escuchando. ÂżQuĂ© podrĂ­a ser mĂĄs aterrador que un sonido inexplicable e inidentificable en el bosque oscuro, a millas de la civilizaciĂłn? “Willow Creek” sostiene que la respuesta es nada.

Deja un comentario