Que de Series Peliculas Reseña y resumen de la película del Día de Muertos (1985)

Reseña y resumen de la película del Día de Muertos (1985)

Pero los zombies tienen otro problema en «Day of the Dead»: son eclipsados ​​por los personajes que se supone que son seres humanos reales. PodrĂ­as suponer que serĂ­a imposible robarle una escena a un zombi, especialmente una escena con sangre goteando por sus orificios, pero no viste la sobreacciĂłn en esta pelĂ­cula. Los personajes gritan sus lĂ­neas de principio a fin, sus sienes golpean de ira y usan acentos jamaicanos e irlandeses que nos distraen, hasta que estamos tan ocupados escuchando su interminable diĂĄlogo que perdemos interĂ©s en la pelĂ­cula que ocupan.

Puede haber una razĂłn para esto. QuizĂĄs Romero, cuya pelĂ­cula original fue una verdadera inspiraciĂłn, no encontrĂł nada nuevo que hacer con sus zombis. En su segunda pelĂ­cula de zombis, la brillante «El amanecer de los muertos» (1979), los hizo llorar y gemir en un centro comercial moderno, mientras Muzak zumbaba de fondo y los supervivientes aterrorizados se refugiaban en la tienda Sears. El efecto fue aterrador y satĂ­rico. La ubicaciĂłn diaria hizo que los zombis fueran aĂșn mĂĄs horribles, y el centro comercial proporcionĂł muchos accesorios de cĂłmics (como cuando varios zombis intentaron subir la escalera mecĂĄnica).

Esta vez, sin embargo, Romero ha centrado la acción en un lugar visualmente desolador: una caverna de almacenamiento subterrånea, una de esas minas de sal abandonadas donde almacenan registros financieros y copias importantes de películas antiguas. Los zombis han invadido mås o menos la superficie de América, nos encontramos, y en la oscuridad un pequeño equipo de científicos y militares estån llevando a cabo experimentos con unos conejillos de indias zombis cautivos.

Es una idea intrigante, especialmente si Romero hubiera mantenido la semeridad de las películas anteriores. En cambio, el Investigador Jefe es un carnicero demente con ropa manchada de sangre, cuya idea científica es enseñarle a un zombi llamado Bub cómo operar un Sony Walkman. Mientras tanto, el jefe del contingente militar (Joseph Pilato) se convierte en un pequeño dictador violento que establece la ley marcial y amenaza con poner fin a los experimentos. Su oponente es una científica valiente (Lori Cardille), y mientras se lanzan acusaciones airadas entre sí, se pierde el verdadero drama de la película.

Deja un comentario

Related Post